¿Por qué nos encanta comer pipas de girasol mientras vemos una peli?

Más de la mitad de la población asegura haber consumido pipas de girasol en algún momento del último año. Sobre todo, mientras vemos algún tipo de contenido audiovisual o conversamos entre amigos.

Te ha pasado. Nos ha pasado. Empieza una peli y ya tienes a mano un paquete de pipas de girasol. Te comes una y después viene la siguiente y así sucesivamente hasta que acaba la película y no sabes qué has asimilado más, si la trama o el sabor de este snack que, por si no lo sabías, es uno de los más saludables y el que más consumimos mientras vemos un maratón de series.

De hecho, más de la mitad de la población (56%) asegura haber consumido pipas de girasol en algún momento del último año, según el estudio El consumo de pipas de girasol en España 2022, elaborado por Metroscopia para Pipas USA . Pero, ¿por qué solemos hacerlo mientras vemos una serie o una película?

No es ninguna suposición, los datos están ahí. Y es que, para el 72% de los encuestados, el mejor momento para comer pipas de girasol, el favorito, es mientras ven una serie o una película. Vamos que, sí o sí, se relaciona con esa situación de placer y de ocio que podemos experimentar mientras terminamos un capítulo, le damos al play a un programa o disfrutamos de una buena conversación. ¿Por qué? Porque básicamente es algo que llevamos haciendo toda la vida.

Comer pipas de girasol es una de las tradiciones más arraigadas en nuestro país. ¿Acaso no cierras los ojos y puedes ver a tu padre, tu madre o incluso tus abuelos comiendo pipas mientras te cuentan algo o se distaren viendo la telenovela? Sin duda es porque las pipas de girasol unen generaciones. Simplemente nos hacen ser más felices mientras hacemos otras cosas.

Así lo revelan los datos extraídos de la encuesta, donde el 58 % de los encuestados relaciona el consumo de pipas de girasol con el disfrute, el 50% con compartir con amigos y familia y a un 39% le transporta a su infancia.

El plan perfecto: pipas, sofá y peli

Pero toda esta conexión que tenemos con las pipas no es de extrañar. Y es que, no solo están buenas y son fáciles de comer, sino que además aportan un montón de beneficios que ni siquiera te planteabas cuando a los quince años empezaste a comerlas con tus colegas.

Ahora, por suerte, te fijas un poquito más en lo que comes y ya te decimos que vas en el camino correcto: las pipas de girasol no solo molan, sino que son un alimento lleno de nutrientes, como la Vitamina E, un antioxidante natural que estimula la pérdida de grasa, entre otros beneficios.

Además, hay algo que no se anuncia a bombo y platillo, pero que ya podías intuir por la felicidad que te causa comer pipas mientras comentas o ves una peli. Se trata de su alto contenido en triptófano, el cual nos ayuda a producir serotonina, la hormona relacionada con el bienestar y la saciedad. Tiene sentido porque el momento preferido para su consumo es el fin de semana (22%). Es decir, cuando por fin hacemos lo que más nos apetece: descansar, comer, quedar con tu gente y disfrutar de ese maravilloso plan de peli, sofá y pipas.

Verano y pipas: la mejor cita

Si tuvieras que elegir una estación para comer pipas, ¿cuál crees que sería? Aunque su consumo se produce durante todo el año, es cierto que existen algunos momentos clave. Por ejemplo, el 29 % de los españoles declara incrementar su consumo durante los meses veraniegos. Básicamente, la época del año en la que más disfrutamos de la compañía de los demás. Y, si encima hay una bolsa de pipas de por medio, el plan ya sube a niveles máximos de felicidad. Unas cifras que se elevan hasta el 64 % en el caso de los jóvenes de entre 16 y 19 años, quienes se consideran fans absolutos de las pipas de girasol durante esta estación.

Pero nada de dejar de comer pipas en invierno. La cosa sigue y sigue, porque el 48 % de los consumidores sostiene que consume pipas de girasol en cualquier época del año. Lo más típico es disfrutarlas mientras vemos algún contenido audiovisual (72 %), seguido de una tertulia con amigos (44 %) y de estar solo en casa (42 %).

Vamos, que la conexión con las pipas nos acerca como comunidad, creando momentos, pero también nos encanta comerlas en soledad, disfrutando de una buena receta rica en pipas de girasol. Las pipas son uno de esos alimentos que podemos comer perfectamente varias veces por semana ya que son muy versátiles. Se pueden incluir en una gran variedad de recetas, ya sea como desayuno, almuerzo, picoteo o dulce. La cosa es que al comerlas ganamos mucho más de lo que creemos, ya que las pipas de girasol son ricas en fibra y nos ayudan a controlar la glucosa en sangre y prevenir el estreñimiento.

Un empujón para la época de exámenes

De hecho, aunque siempre hayamos relacionado las pipas con el ocio y la diversión, hay un aspecto todavía más interesante: comer pipas nos hace estar más despiertos, es decir, ser más ágiles mentalmente. Y es que la presencia de grasas poliinsaturadas en las pipas de girasol es altamente beneficiosa para aumentar la actividad cerebral y nos ayuda a mejorar la memoria.  

Todo un acierto para quienes estudian o trabajan, sobre todo para quienes viven la época de exámenes con el nerviosismo de querer aprobar y no tener que esperar a septiembre para ir a recuperaciones. Porque, aunque comer pipas no te hará aprobar un examen, sí que puede ayudarte a llegar más ágil a ese momento en el que te toca memorizar todo el temario.

Al fin y al cabo, son la llave que da vida a nuestra memoria. Por no hablar también de sus beneficios en el cuidado de nuestra piel, gracias a los ácidos grasos Omega-3 que hay presentes en las semillas. Vamos, el kit perfecto para un adolescente en apuros que tiene que estudiar y hacer frente al acné mientras intenta pasar de curso lo más limpio posible.

De pronto, comer un puñado de pipas de girasol al día se vuelve no solo un momento de felicidad mientras terminamos de ver la última temporada de nuestra serie favorita, sino un acto lleno de sentido. Comes una, sacas la próxima, miras la tele y tu cuerpo empieza a beneficiarse del alto contenido en zinc y potasio que contiene este snack recomendado para todas las edades. Eso que hacías en tu infancia tiene ahora todo el sentido del mundo. Un alimento lleno de beneficios que previene el acné y nos hace tener mejor memoria mientras hacemos un zapeo por las mejores plataformas de streaming. ¿El resultado? La felicidad de tener algo que comer sano, rico y divertido mientras la serie de moda te llena la mente de imágenes increíbles.