Por qué hacer deporte es la mejor manera de superar el síndrome postvacacional

Cuando hay que volver a la rutina y se han terminado las vacaciones a todxs nos atrapa una sensación de bajona y, puede ocurrir que sea más difícil retomar los horarios y los buenos hábitos. Te contamos cómo el deporte puede darte la motivación que necesitabas

Vuelves de Mallorca, Ibiza o Formentera. Te has cogido un par de semanas para desconectar de absolutamente todo en unas calas de agua cristalina. Era justo lo que necesitabas para olvidarte del calor de la ciudad, el tráfico y la gente. Pero todo se termina, y eso hace tiempo que lo sabes. No hay más evasivas: te toca volver a casa, llenar la nevera y superar el conocido “síndrome postvacacional”, un sentimiento de hastío y pereza que te deja sumergidx en una bajona total de la que puedes tardar días en salir. Pero te diremos una cosa: no pierdas la esperanza. De verdad. Piensa que todo el mundo va a pasar por ese trago. Es un proceso de adaptación totalmente necesario.

De hecho, lo normal es que tardes entre dos o tres días en acostumbrarte a la alarma, el transporte público y el correo electrónico. Si una vez superado ese primer periodo de prueba ves que la cosa no tira para delante, entonces sí que deberías hacer algo. Pero nada preocupante: se llama retomar los buenos hábitos de alimentación y deporte que venías haciendo antes de perderte en esa playita de Formentera.

El deporte que necesitas

Y dirás, ¿deporte? ¿En serio? ¿AHORA? Sí, en los peores momentos, incluso cuando crees que el sofá te atrapa y estás inmerso en una bajona de manual, ahí es cuando tu mente necesita más que nunca un poco de movimiento para sentirse ágil y despierta. No lo decimos solo nosotrxs, sino Urban Sports Club a través de su campaña “Héroes", una iniciativa que te recarga las pilas en un momento. No te preocupes, te contamos más, que seguro que lo necesitas.

Urban Sport Club es, además de la red deportiva más grande de Europa, una app con la que puedes acceder a + 50 deportes en +10.000 clubs deportivos, con 1 sola suscripción. ¿Qué quiere decir esto? Que te permite entrenar donde quieras y como quieras de forma outdoor, indoor y con clases online en directo (las cuales amamos desde la pandemia). Vaya, el aliado perfecto para que superes tu síndrome post vacacional haciendo un poco de yoga o retomando esas clases de padel, baile o spinning que tan bien te hacían.

Historias que inspiran

Pero, si abrir la app e irte a entrenar no te parece suficiente porque necesitas un extra de motivación, entonces es momento de que alguien te empuje a hacerlo. Sabemos quiénes pueden ayudarte: las historias de ‘Urban Sport Club Heroes’, el ciclo de cuatro entrevistas protagonizadas por nombres relevantes de distintos ámbitos que te sube el ánimo en un momento. Son Sam Vázquez, bailarín y coreógrafo; Laura Pedro, supervisora de efectos especiales; Jero García, ex boxeador y mediador familiar; y Mireia Cabañes, integrante del equipo nacional de surf adaptado.

Cuatro historias que te pondrán los pelos de punta y que te quitarán el síndrome postvacacional en un momento porque, a partir de ver estos vídeos en los que cuentan sus testimonios acerca de cómo el deporte les cambió la vida, unx solo quiere irse a nadar o correr dando vueltas sobre una pista. 

Es tu turno: elige tu deporte

Son relatos, como te decíamos, bastante potentes. ¿Por qué? Porque para ellxs el deporte ha significado algo en su vida. Una herramienta que les ha ayudado a superar etapas y ocasiones bastante complejas. Lo mejor es la pasión con la que viven sus disciplinas. Nada más verles hablar, ya te contagian esa energía de “puedo con todo” (incluida la pila de mails que te esperan en el curro).

De hecho, lo que empezó como un hobby, es ahora para algunx de ellxs una profesión y algo que les ha llevado a ser personas con muchísimo éxito. Es el caso de Sam Vázquez, el bailarín al que todo el mundo admira por su perseverancia y, cómo no, por tener la suerte de bailar ‘Bizcochito’ con Rosalía, entre otras muchas coreografías. ¿Acaso crees que no tuvo un día, a principios de septiembre, en el que pensó “buf, no puedo más”? Seguramente sí. Como todxs, pero supo que lo único que le iba a sacar de es bajón era el baile. Y así lo hizo. 

Así que, si todavía estás en el sofá mientras lees esto, piensa en todo lo que puedes hacer ahí fuera. Elige un deporte que te motive, olvídate de la oficina, las facturas o las responsabilidades de casa. Todo eso puede esperar un poco. Ahora te toca concentrarte en algún ejercicio físico y surfear esa desmotivación. Sí, al puro estilo Mireia Cabañes, que con 7 años perdió una pierna, pero ganó valentía y superación, siendo un gran referente en el mundo del surf adaptado.

Formentera o la pista de baile de tu pueblo ya son cosa de hace unas semanas. Hay que aceptarlo, aunque cueste un poquito. Mover el cuerpo haciendo algo que te guste; escalada, natación o boxeo, es de verdad algo que te puede sacar de ese agujero negro llamado desmotivación. Solo tienes que visualizarte. ¿Lo ves? Era justo ahí.