Cómo deberías dormir para no despertarte como un zombie

Si cada día te despiertas con el incesante sonido de la alarma quiere decir que tienes sueño acumulado y que deberías cambiar tus hábitos

Abres los ojos por la mañana, entra la luz del día. “¿Me he dormido?”, te preguntas nervioso, mientras miras la hora en el móvil. Pero no. Milagro. Te has despertado antes de que suene la alarma, ese pitido espantoso que cada mañana te recuerda que es hora de alejarte del amor de tu vida: la cama. Aunque parezca una utopía, hay muchas personas que se despiertan diariamente sin alarma. Si no eres uno de ellos, es una señal que es hora de cambiar tus rutinas. Lo más sano (y deseable) es despertarse naturalmente.

Según el doctor Benjamin Smarr, neurólogo del sueño en Berkeley (California), “despertarse naturalmente es más sano porque dejas a tu cuerpo y cerebro acabar el mantenimiento antes de continuar con tu rutina diaria”. Eso quiere decir que tu mente está más fresca y no se resiente por el trabajo extra que supone aguantar todo el día sin haber cargado del todo las baterías. Además, despertarse sin alarma también quiere decir que no tienes horas de sueño acumuladas y que tu cuerpo está al día con su jornada de sueño, añade Smarr en declaraciones a Elite Daily.

Para empezar a cambiar tus rutinas y conseguir despertarse sin alarma (y conseguir un sueño reparador), Smarr nos da unos consejos: primero, ir a la cama antes, hasta dormir las horas necesarias. Segundo, tener un horario regular de sueño y no irte a dormir un día a las nueve y el otro a la una de la madrugada. Eso sí, para ajustar tus horas de sueño hazlo progresivamente, 15 minutos antes cada día, para evitar un shock. Y, finalmente, no mirar ningún dispositivo electrónico con una luz muy potente una hora antes de ir a la cama, porque engaña al cerebro y le hace creer que es todavía de día.

Aunque parezca mucho trabajo seguir estos pasos, es tan solo cuestión de cambiar tu rutina. Y piensa en las ventajas. Con un sueño reparador, los días se harán más fáciles y no tendrás que sufrir un despertar con alarma cada mañana. Un sueño hecho realidad.