Así es la bebida alcohólica que entra en tu rutina healthy

Uno de los secretos que esconde este refrescante líquido es que es agua, agua con alcohol y, en concreto, el alcohol que menos engorda del mundo

Ya huele a la carne y a las verduras que están cocinándose en la barbacoa de tu terraza. Este es uno de esos fines de semana en los que organizas pequeñas reuniones con tu grupo más cercano de amigxs para que, con todo esto de la pandemia, no acabéis por distanciaros. Cuando estáis juntxs siempre surgen conversaciones rememorando decenas de noches locas en las que siempre, al día siguiente, sufríais una resaca descomunal. El tiempo ha ido haciendo de las suyas y a ti no solo no te gusta ese malestar y ese dolor de cabeza sino que también te has decantado por una rutina saludable donde las calorías que implica el alcohol no son bienvenidas.

Sacas de las brasas los trozos de pollo y los pimientos asados y vas poniéndolos en la mesa para que el resto se vayan sirviendo. Llevas un rato sin beber porque no te apetece ni vino ni cerveza, no vaya a ser que acabes viniéndote arriba y encima con la barriga hinchada. Cuando miras alrededor ves cómo todxs lxs demás están ya con un puntito de alegría, riéndose y hablando de muchos temas distintos. Te empiezas a sentir un poco al margen porque te gustaría estar en ese punto también pero sigues sin ganas de unirte a la bebida. Mientras cortas la carne te surge la duda: ¿por qué no inventan de una vez el alcohol que no engorde y que no de resaca?

Seamos sincerxs, más de una vez todxs nos hemos visto en esa situación. Por suerte, ya no tenemos que estar con un vaso de agua toda la tarde o caer en la trampa de las bebidas azucaradas. Porque sí, existe el alcohol que no engorda y que tampoco da resaca. Es más, es el alcohol que menos engorda del mundo porque es agua con un punto de alcohol y finas burbujas.

En Estados Unidos esto no es para nada una novedad. Estas bebidas se llaman Hard Seltzer y ya se han posicionado como la bebida líder entre los jóvenes de entre 21 y 35 años. Lo ideal viene ahora: aquí en España tenemos nuestra propia marca y se llama Bendita. Esta bebida que viene en lata contiene una baja graduación de alcohol, muy pocas calorías (en concreto la mitad de lo que tiene una cerveza) y además llega con cuatro sabores diferentes: limón, mora, mandarina y limón con jengibre. En algunos lugares ya se vende Bendita y parece que la cerveza va siendo más un recuerdo que una opción.

Bendita es, también, una bebida libre de gluten, con lo cual si eres celíacx esta puede ser tu opción. Estas no son las únicas ventajas: al tener un alto contenido en agua la deshidratación que provoca el alcohol se ve contrarrestada y, además, las burbujas tan finas hacen que no te sientas ni te veas hinchadx y puedas seguir bebiendo con comodidad. Toda la fusión de estos componentes —sobre todo su punto healthy— hacen que sea una bebida que triunfa en todo el mundo y que se ha posicionado como la  verdadera alternativa a la cerveza.

El toque de queda en toda la geografía provocado por la pandemia hace que las fiestas sean por el día, con barbacoas con el número permitido de personas. La realidad es que no está el panorama como para ponerse hasta arriba de alcohol e irse a la cama con la barriga dando vueltas. El sabor limpio y puro de Bendita hace que sea una bebida refrescante donde las frutas naturales están presentes. Como ellos mismos explican, “Bendita es como un beso, una vez que la pruebas ya no quieres parar”.  

La próxima vez que organices una barbacoa no tendrás que tener a mano varias botellas de agua para seguir manteniendo una rutina saludable, ahora ya sabes que tienes una opción que encaja más con el momento pero que, sobre todo, encaja más contigo.