Cómo aprovechar la ‘golden hour’ para dormir 8 horas del tirón

La conocida ‘golden hour’ se adapta a los ritmos circadianos del cuerpo humano y te permite dormir más y mejor, además, es buenísimo para tu salud

Ya más o menos eres consciente de que eso de quedarte hasta las dos de la madrugada viendo series no te acaba de ir bien. Intuyes que un poco más de organización horaria e irte a dormir más temprano te ayudaría a tener una vida más saludable. Siempre te han dicho lo de dormir entre seis u ocho horas, pero ahora aparte de eso han descubierto que hay una hora concreta, una ‘golden hour’, a la que deberías irte a dormir y que eso podría salvarte la vida. 

¿Cuál es esa hora? De diez a once de la noche, para despertarte unas ocho horas después, entre las seis y las siete de la mañana. Según un estudio publicado recientemente por el European Heart Journal - Digital Health y recogido por Yahoo Noticias, quienes cumplan con este horario tienen menor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o desarrollar una enfermedad cardiovascular. 

La investigación se basa en los datos de más de 88.000 participantes del Biobank de Reino Unido y asegura que hay una programación genética para sentir sueño sobre esa hora y despertarnos unas ocho horas más tarde. Lo que nos permitiría este horario es dormir en sincronía con nuestros ritmos circadianos naturales. ¿Y eso qué es? Son los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo de 24 horas y se rigen por la luz y la oscuridad, sobre todo, no solo a los seres humanos, sino a la mayoría de seres vivos. 

Estos ritmos circadianos dicen que a las 6h se para la secreción de melatonina, que es la que regula el sueño, y a las 7h30 empieza a movilizarse el intestino, con lo cual a esas horas ya deberíamos estar en pie. A las 9h se inicia la secreción de testosterona y entre 10h y 12h es nuestro estado de máxima alerta, o sea que son horas para estar activo, dormilón. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Fissac (@fissac__)

A las 14h30 llega nuestra hora de máxima coordinación y a las 15h30 se reduce nuestro tiempo de reacción. A las 17h tenemos un mejor funcionamiento cardiovascular y elasticidad y a las 18h30 una tensión arterial más alta. A las 19h, alcanzamos nuestra máxima temperatura corporal y a las 21h, se inicia la secreción de melatonina. A las 22h30 se ralentizan los movimientos intestinales  y a las 02h alcanzamos nuestra máxima relajación y sueño profundo. A las 4h30, nuestra temperatura corporal llega a su mínimo. 

Alterar los ritmos circadianos puede causar lo que se denomina cronodisrupción y eso puede derivar en alteraciones del sueño, enfermedades cardiovasculares, deterioro cognitivo, obesidad e incluso ayudar al envejecimiento acelerado e incluso algunos tipos de cáncer. Así que nada, todo el mundo a dormir de 22h a 6h.