6 razones científicas por las que deberías practicar más sexo

¿Eres de los que lleva siglos apuntado al gimnasio sin pisarlo? Cancela tu suscripción y ponte a practicar sexo. Hacerlo durante media hora equivale a quemar entre 75 y 150 calorías, es bueno para tu corazón, tu piel, tu estado de ánimo, rejuvenece... Y encima, ¡es gratis! ¿Necesitas algún otro motivo para convencerte de que el sexo es la mejor medicina para vivir más y mejor?

1. Adiós a los catarros

Un par de orgasmos semanales y tendrás el sistema inmunológico de Popeye. Gracias a que desarrollarás mayores niveles de anticuerpos (varios estudios apuntan que hacer el amor al menos dos veces por semana podría elevar hasta en un 30% los niveles de Inmunoglobulina A) estarás más protegido frente a resfriados o infecciones. Lo próximo será que te lo prescriba tu médico de cabecera.

2. Mejor que una Aspirina

Déjate de “Hoy no, cariño, que me duele la cabeza”. Esta manida excusa puede convertirse en la solución. El sexo puede ser el mejor analgésico ya que la liberación de endorfinas desconecta durante varios minutos las terminaciones nerviosas responsables del dolor. Así que antes de ir a por una Aspirina, ¿por qué no pruebas con un orgasmo?

3. Siete años más joven

Que no te engañen: el secreto de longevidad de la Reina Madre no era tomarse una copita de ginebra diaria (que también), sino que seguro que tuvo una vida sexual plena. Y si no, ¿de qué esa sonrisilla perpetua? Está comprobado que durante el sexo se estimula la producción de hormona del crecimiento, que contribuye a proporcionar un aspecto más juvenil. De hecho, varios estudios señalan que llevar una vida sexual activa rejuvenece una media de siete años.

4. Buen ejercicio para tu corazón

Si no eres de los que lo hace en plan “gatomuerto” y deja que se lo curre todo el compañero/a, estarás de acuerdo conmigo en que follar cansa. Por tanto, cuenta como ejercicio, pues aumenta el flujo sanguíneo y la frecuencia cardiaca. Según un trabajo publicado en The American Journal of Cardiology los hombres que mantienen relaciones dos veces por semana tienen la mitad de probabilidades de sufrir un infarto que aquellos que lo hacen una vez al mes.

5. Sinónimo de buen humor

La mejor manera de arreglar una discusión es en la cama. O de olvidarte de un problema. O de aliviar el estrés. Porque durante y después del sexo tu cuerpo libera sustancias químicas súper placenteras (oxitocina y serotonina) que actúan como antidepresivo.

6. Se te nota en la cara

Olvídate de cremas caras. La oxitocina que se libera durante el orgasmo ayudará a que duermas mejor. Y al estar más descansado, estarás más fresco durante el día y no habrá señales de cansancio bajo tus ojos. En las mujeres, durante el sexo se produce una mayor secreción de estrógenos, lo que mantiene la piel más hidratada y el cabello más fuerte y brillante. ¡Si es que follar es el mejor tratamiento de belleza que hay!