Los verdaderos motivos que explican una infidelidad y no son el sexo

La pasión sexual es solo uno de los motivos por los que puede existir un engaño amoroso pero hay muchos otros más que no se tienen en cuenta

Casi todas las infidelidades están relacionadas con el sexo. En muy pocas ocasiones se piensa que un engaño puede tener otras intenciones pero la realidad es diferente. Es mucho más sencillo utilizar el deseo sexual como iniciativa a la hora de buscar un motivo por el cual engañamos o por el cual pueden engañarnos a nosotrxs con otras personas. Además la narrativa sexual es más sencilla de entender o de justificar, que nuestra pareja busque mayor experiencia o satisfacción sexual capta más fácilmente un oído comprensivo.

Esto no quita que una aventura implique comportamiento sexual pero en muchas ocasiones el sexo no siempre es la razón detrás de una infidelidad. “Mientras que algunos asuntos son el producto de deseos sexuales insatisfechos o falta de atención sexual, las personas cometen actos de infidelidad de razones no directamente relacionadas con el deseo sexual”, explican desde Psychology Today. Hay otras razones que comentaremos a continuación.

1. Venganza

Cuando nos han engañado, el dolor y la ira pueden unirse y toman forma de castigo hacia la pareja. Si esto se ha experimentado, la infidelidad tiene un objetivo de revancha y esto no implica el sexo, puede ser un coqueteo, una conversación subida de tono o puede ser aceptar volver a verse con una ex pareja. Los celos pueden hacer que este tipo de escenas se vean como infidelidad.

2. Ego

La necesidad de alimentar el ego es muy fuerte. La pareja puede estar perfectamente satisfecha en todos los sentidos pero puede necesitar a otras terceras personas para que esta autoestima y este ego es inflen y llegar así a una autogratificación.

3. No hay amor

Puede ocurrir que una persona inicie el contacto con otra a través de conversaciones o quedadas y que esto acabe en una infidelidad. Cuando una persona se desenamora y encuentra placer o compañía en otra puede comenzar una relación sin haber terminado aún en la que se encuentra. Esto sucede porque no hay seguridad a la hora de dar el paso de ruptura con la pareja inicial.

4. Distancia

El factor de proximidad es muy fuerte. Muchas parejas que inician su relación con distancia pueden verse afectadas por ella. La cercanía geográfica juega un papel muy importante porque se trata de alguien que tienes cerca, que ves a cada rato y que compartes mayores experiencias que con alguien que vive a muchos kilómetros de ti.

5. No hay compromiso

El compromiso es uno de los principales objetivos entre dos personas que se quieren. Cuando se inicia una relación y se pasan muchos meses (en algunos casos incluso años) sin que haya un compromiso verdadero, la relación puede desgastarse y puede ocurrir que alguna de las partes sienta que está perdiendo el tiempo y busque a otra persona que cubra este deseo.

6. Variedad

Uno de los principales problemas dentro de una relación es la monotonía, cuando llega el aburrimiento o cuando una pareja se estanca se intenta solucionar. Si ambas personas no son capaces de resolver este conflicto puede ser normal que el motor de la infidelidad sea conectar con alguien que sí tiene ganas de hacer planes y de que el día a día sea variado. Este tipo de infidelidad puede comenzar con una amistad que poco a poco puede llegar a más.

7. Emociones insatisfechas

No solo hay que asegurarse de que en la relación el placer sexual está satisfecho. Quizás estás en una relación donde el sexo es maravilloso pero en el plano emocional no hay nada que compartir. Todas las relaciones necesitan escucha, comunicación y comprensión, lo cual también incluye verse arropadx en al ámbito emocional. Esto puede hacer que la persona incomprendida busque el apoyo de alguien por fuera y acabe cayendo en una infidelidad.

8. Aventura y juego

Muchas personas necesitan que su vida esté llena de riesgos y de oportunidades. La emoción que genera dar pie a una aventura, aunque solo sea rozarla, es el motor que mueve a estas personas. El riesgo a ser atrapadxs les genera una adrenalina que les engancha. Estas personas pueden estar perfectamente con su pareja pero necesitan este juego para continuar.

9. Autoestima

Quienes tienen problemas de autoestima que, a veces, están relacionados con el hecho de cumplir años, pueden tener la necesidad de sentirse deseadxs. Esto no significa que tengan que tener relaciones sexuales con terceras personas sino que necesitan atención y que aparezca el coqueteo. Se trata de una llamada de atención, lo cual puede empezar con un simple intercambio de palabras y acabar dando pie a algo más allá.