La técnica de las 4 horas para salvar tu relación

¿Andas con la agenda hasta arriba? Hay un mínimo de tiempo que debes invertir en tu pareja y solo son cuatro horas con la que quizás la salves

Piénsalo: no hay nada que puedas hacer en esta vida eliminando el tiempo de la ecuación. No importa si son dos minutos o nueve horas. Necesitas tiempo para cada acción. Y cuidar de una relación sentimental es una muy importante. De hecho, el tiempo afecta a las relaciones en dos sentidos diferentes. Por un lado, lo debes utilizar para estar con la otra persona y dedicarle atención. Por otro, envía un mensaje clave: te importa esa otra persona y te importa el vínculo. Por eso tienes que aprender a gestionarte. Y la propuesta del psicólogo Gary W. Lewandowski puede ayudarte: la técnica de las 4 horas semanales.

"La premisa es simple: hay 168 horas en una semana y tu relación merece al menos cuatro: tiempo innegociable, dedicado, comprometido contigo y tu pareja", explica este experto de la Monmouth University. Porque la cantidad es importante, pero todavía más la calidad. No se trata de invertir cuatro horas para pasártelas con la cabeza en otro lado, consultando el smartphone o para cumplir una apuesta personal. Debes "pasar esas cuatro horas en cualquier cosa que beneficie a la relación y construya más conexión con tu pareja". Y las puedes dividir como quieras. La cuestión es que llegues a esa cifra mínima.

¿Demasiado planificado? ¿Parece una especie de tarea de la universidad? Sin tiempo no hay futuro. Y existen momentos en la vida en que nos vemos sobrepasados por responsabilidades y trabajos. Por eso es esencial comprometerse aunque sea en unos términos mínimos. Si puedes superarlos, fantástico, pero que no bajen de ahí. Pueden salvar tu relación. Y en cuanto a las cosas que concentrar en este tiempo, Lewandowski habla de cinco actividades muy expansivas según las investigaciones científicas: "sexo, muestras de afecto, reírse juntos, pensar en el futuro y salir". Ingredientes que deberían estar presentes.

Además, y aunque sea muy cliché, el plan de mantita y Netflix tampoco es mala alternativa. Quizá te parezca que pasar las pocas horas libres que tenéis a la semana metidos en una cama es una opción pobre, pero con ciertas condiciones puede ayudaros, especialmente en esas épocas de poco tiempo juntos, mucho estrés y la sensación de estar desconectxs emocionalmente. ¿Cuáles son esas conexiones? "Ver una película romántica brinda a las parejas una forma menos amenazante de discutir los problemas de la relación y verlos desde una nueva perspectiva". Probablemente no es lo que tenías pensado. Pero funciona.

En realidad, lo que funciona es hablar. Con el mood streaming lo facilitas, pero cualquier plan que os permita parlotear tranquilamente marcará la diferencia. Ya lo decíamos: cuatro horas de calidad. En palabras de este especialista, debes "introducirte en áreas profundas, personales y significativas". 240 minutos pueden ser el tiempo suficiente para manteneros a flote si verdaderamente os veis y entendéis. No tengas citas con tu pareja en piloto automático. Y menos ahora que andáis tan cortitxs de tiempo. Hasta que las cosas vuelvan a la normalidad, cada segundo cuenta. Ah, y cuando vuelvan a la normalidad también. Para qué engañarnos.