¿Por qué hay hombres que no consiguen llegar al orgasmo?

La incapacidad para llegar al orgasmo y eyacular sigue siendo tabú 

Hablar de cualquier tema que esté relacionado con la sexualidad, y especialmente con lo que no funciona en la cama, aún sigue siendo tabú. En el caso de las mujeres, gracias al feminismo, se está consiguiendo hablar sin tapujos de muchas cosas que hasta ahora daba vergüenza comentar, como es el caso de la masturbación. Pero los tabús sexuales que afectan a los hombres, van en otra línea precisamente: son aquellos que afectan a la visión estereotipada de la masculinidad como potencia sexual. Uno de ellos es la anorgasmia masculina

Qué es y por qué sucede

La anorgasmia masculina es la dificultad o incapacidad que tienen los hombres para llegar al orgasmo. Esta afección no es exclusiva de los chicos, ya que también puede afectar a las mujeres. Se trata de una afección bastante común entre los hombres, pero por la que muy pocos deciden ir a consulta. Cabe destacar que la anorgasmia no impide tener deseo sexual y sentir placer, lo que sí impide es llegar al orgasmo durante el acto.

Complejos por no sentirse "suficiente" hombre

En el caso del hombre esto se traduce a que sí puede tener erecciones, ahora bien, este no consigue eyacular y al final, en lugar de obtener placer, siente molestias. Se trata de una afección que puede acabar creando complejos y problemas en la vida sexual de quién lo padece, primero por sentir que no es suficientemente hombre (por no correrse) y por el simple hecho de que la relación sexual no es todo lo placentera que podría ser. En estos contextos se puede llegar a desencadenar ansiedad o rechazo por el sexo.

Por lo general, las causas de la anorgasmia masculina tienen un origen psicológico. Si una persona tiene baja autoestima, se siente incómoda con su cuerpo o bien tiene presión por lograr un determinado rendimiento sexual, puede padecer anorgasmia. Además el uso de determinados medicamentos como los antipsicóticos y antidepresivos también generan problemas de eyaculación y el orgasmo. 

No existe ningún medicamento o terapia específica para tratar la anorgasmia masculina. El primer paso es identificar las posibles causas de la alteración, y a partir de allí, se puede elaborar un plan de intervención que atienda la particularidad de cada persona. En el caso de que el causante sea la ansiedad por el rendimiento sexual, lo mejor es pedir cita con un sexólogo o bien psicólogo. Si ya es por un tema de medicación, mejor hablarlo con el doctor que ha recetado dicha medicación.