Cómo conseguir que el sexo apasionado y espontáneo vuelva a tu relación

Olvídate de esas agendas que te marcan el día que tenéis que acostaros y aprovecha que la primavera viene con un chute de libido

En el mundo de las relaciones sexuales hay dos palabras que empiezan por ‘es’ y que parece que nunca podrán ser compatibles: pareja estable y sexo espontáneo. Después de varios años, parece que os conocéis tanto que el sexo es un 3, 2, 1, orgasmo y a dormir. Pero no tiene por qué ser así. Una de las técnicas que utilizan varias parejas es ponerse citas para alimentar el deseo. Decirle a tu pareja que tienes ganas de sexo antes de irte a trabajar hace que os paséis el día pensando el uno con el otro y por la noche os veáis con más ganas. Pero esto va de lo contrario. Planéalo tú, en tu cabeza y agarra por sorpresa a tu novix sin que se espere que en ese momento a ti te apetece follar.

Como explican en El Confidencial, uno de tus principales aliados será el sexting. Aunque llevéis meses juntos prácticamente a todas horas, puedes aprovechar los momentos en los que no lo estáis para mandarle un mensajito o una foto para que se ponga cachondx y, a la vuelta tenga ganas de tirarse encima tuyo. Otra clave es convertir los momentos monótonos en algo divertido. Interrumpirlx mientras cocina, se ducha o ve una serie para tener relaciones sexuales siempre es una buena idea. Puedes empezar a masturbarlx de la nada, que se corra sin apenas tocarte y volver a lo tuyo. Seguro que no tarda en ir por ti.

Otro de tus aliados es el mando de la tele. Elige una serie que sabes que va a tener escenas eróticas para convertir una anodina tarde de domingo en una mucho más especial. Incluso, si sabes que se puede prestar a abrir la relación, proponle invitar a esa persona que sabes que os pone a ambxs. Después de la etapa más larga de nuestras vidas de sexo malo (entre el malestar emocional que ha acompañado la pandemia y el aburrimiento de estar en casa, las relaciones sexuales se han resentido y mucho) es hora de echarle un poco de sal y atreverse a probar cosas.

Por supuesto, esto solo puede pasar si hay mucha confianza y consentimiento, pero al mismo tiempo, si tienes una relación estable tienes que exprimirte la cabeza para reactivar vuestra vida sexual. Ya sabemos que hablar de sexo es clave para que os entendáis y podáis llevar el placer mucho más allá, pero también hay etapas en las que no hace falta hablar tanto y es mejor pasar directamente a la acción. Ponte las pilas: para tener sexo espontáneo lo que hay que hacer es tener sexo y punto.