Romperse El Pene No Solo Pasa En Las Pelis, Es Mucho Más Común Y Doloroso De Lo Que Imaginas

Uno de los accidentes sexuales más dolorosos que puede sufrir un hombre es la fractura del pene. Pero, un momento, ¿un pene se puede romper o fracturar? La respuesta es sí, pero con matices. El pene no contiene ningún hueso, o al menos, no actualmente.

Según un estudio realizado por la Universidad de Stanford de los Estados Unidos y publicado en la revista "Nature", el pene del ser humano carece de espina a consecuencia de una pérdida evolutiva en la codificación de nuestro ADN. De hecho, los chimpancés, los gatos, perros y otros mamíferos, tienen en el pene un pequeño hueso llamado báculo (o hueso peneano). Este hueso permite penetrar a la hembra aunque no haya erección. Pero, si en los seres humanos no existe ese hueso peneano, ¿cómo se puede llegar a fracturar esa zona?

Clase exprés de anatomía del pene

El pene es un órgano que permite al hombre copular y reproducirse. Pero no solo eso, sino que también le permite expulsar la orina mediante la uretra. Hasta aquí, ninguna novedad - supongo. El miembro viril presenta tres columnas de tejido eréctil: dos cuerpos cavernosos (situados en los costados del pene para formar su estructura principal) y uno esponjoso (situado en el centro, que contiene la uretra). De hecho, si tocamos un pene cuando está erecto podemos diferenciarlos perfectamente.

Los cuerpos cavernosos son muy duros debido a la concentración de la sangre que genera la erección. Pero el cuerpo esponjoso está justo en medio de esos dos y es más bien blando y delicado. Así que, para que se dé una erección, las arterias inundan los tres cuerpos del pene de sangre y las venas bloquean su drenaje. Esta estructura, al llenarse de sangre, es la que mantiene erecto el pene sin necesidad de ningún hueso.

Cómo se produce una fractura de pene

Entonces, si el pene no tiene hueso, ¿cómo se fractura? Seguimos con la clase de biología exprés: Los dos cuerpos cavernosos están envueltos en una capa gruesa llamada 'túnica albugínea', que sirve para mantener la erección y evitar que las venas drenen la sangre. La fractura de pene se produce al romperse esta parte (la túnica albugínea), produciendo así un chasquido y haciendo que el pene pierda su erección de forma inmediata. El dolor invade toda la zona, que empieza a inflamarse y a tornarse morado, a causa del hematoma.

La solución para este tipo de fractura es quirúrgica y, de hecho, la recuperación es lenta y no muy agradable. En caso de no operarse, podría provocar disfunción eréctil crónica y dolores insoportables durante la erección.

La principal causa son las relaciones sexuales

Este tipo de fracturas se dan principalmente en occidente y entre un 30-50% de los casos se produce a consecuencia de las relaciones sexuales. Una mala postura, la dureza del acto o hacer un mal movimiento tuyo como de tu pareja, pueden romperte el pene. El caso típico es con la postura de la mujer encima del hombre, cuando el pene sale de la vagina y al realizar nuevamente la penetración, choca con la cadera de la mujer provocando la rotura del miembro. Ojo, masturbarte rápidamente o con movimientos bruscos también puede ser una causa.

La pasión está muy bien, pero siempre con cautela y sin salvajismos. Porque no solo podrías romperte el pene, sino también hacerle daño a tu pareja. Quizás acabo de generarte un trauma de por vida - espero que no. Simplemente debemos ir con cuidado pero sin perder el deseo, las ganas y el placer.

Crédito de la imagen: Matt Lambert