Rasgos que pueden hacer que te enamores pero que le acabes odiando

En un principio puede atraer algo de su personalidad pero eso, a la larga, puede ser incompatible con nuestra manera de ser

Al principio de toda relación en la que dos personas se gustan hay atracción e ilusión. No obstante, como cuando todo empieza estamos más emocionadxs, a larga podemos llevarnos un chasco. Esto puede suceder porque una persona nos puede parecer ideal para comenzar algo pero que, en el futuro, vuestras personalidades no sean compatibles. Es más, según explican desde Pyschology Today, “algunas de las características que son inicialmente atractivas pueden volverse irritantes con el tiempo”. Estos rasgos que pueden ser atractivos pero, a su vez, generar conflictos, son comúnmente conocidos como “atracciones fatales”.

La investigación que se comenta en esta misma web especificó, tras realizar varios cuestionarios a alumnos universitarios, qué cualidades eran inicialmente atractivas en sus anteriores relaciones y qué otras cualidades fueron las que los llevaron a la ruptura. Específicamente se les pidió que describieran rasgos que los hicieron enamorarse al principio y los rasgos que se encontraron al final y que no les resultaron atractivos. Esto permitió generar una lista de aspectos atractivos, ideales para cualquier comienzo de relación y otra lista de aspectos no tan atractivos que pueden hacer que una pareja acabe en ruptura.

Físicas 

Un 27,5% de las personas entrevistadas ha puesto como principal característica ser físicamente atractivx, con algo de sensualidad o rasgos faciales como la mirada o la sonrisa.

Sentido del humor

Uno de los rasgos que más atraen a cualquier persona es tener buen sentido del humor, con la capacidad de reírte de ti mismx y ser sociable, un 17,8% de lxs entrevistadxs puso este rasgo en segundo lugar.

Cuidado y competencia

Estos dos rasgos son importantes porque abarcan las cualidades de amabilidad y atención, a la vez que la inteligencia, la confianza y la ambición.

Similitud

Uno de los últimos puntos pero que muchas personas ven como importante es tener intereses y valores similares y comunes.

De la misma manera que se pudieron concretar rasgos que atraen y que pueden ser motivos para enamorarse, se hizo una lista con las cualidades o los hechos principales que llevaron a estas parejas a la ruptura.

Descuido

Un 28,3% de las personas encuestadas puso como motivo principal para que una relación terminara el descuido. Esto abarca las características de egoísmo e insensibilidad, todo lo contario al cuidado.

Inseguridad 

Este rasgo puede ir apareciendo a medida que la relación avanza, te puedes mostrar más vulnerable y entran las inseguridades. Este rasgo lleva a actuar de forma posesiva, un 22,5% de las personas encuestadas lo puso como segundo motivo para una ruptura.

Falta de confianza

Se diferencia del anterior punto porque abarca rasgos como inmadurez e irresponsabilidad. Una parte de las personas encuestadas también se refería a aquellas personas que, a la larga, parecen ocultar algo y no son transparentes.

Hermetismo y mal humor

Dentro de estas dos características se abarcan las cualidades de ser una persona poco sociable o que, con el tiempo, ha dejado de tener interés en hacer planes. Además, depende de la etapa, este comportamiento se unía a actuar de forma estresada o con mal humor.

Si te fijas con detenimiento, cada uno de los rasgos encuentra su opuesto. Las cualidades que te hicieron enamorar y aquellas que pueden llevar a la pareja a la ruptura son como un espejo. Lo ideal es poder fijarse más allá, sobre todo si estás buscando una relación a largo plazo. Aunque algo de lo más motivante sea esa espontaneidad principal, si solo te basas en la ilusión del principio, podrías estar dejando de valorar otras características que pueden llevaros a un conflicto.