Los psicólogos tienen una explicación a por qué tus relaciones terminan siempre antes del verano

Si eres de esas personas que rompen con su pareja al inicio de verano, seguro que tus amigos ya se habrán dado cuenta de que siempre repites el mismo patrón. Estás en una relación, te enamoras rápido y crees que vas a casarte con esa persona pero, casi sin saber cómo, termináis cortando en menos de un año.

¿Cómo puede ser que te pase con CADA RELACIÓN? Y, lo más curioso, ¿por qué siempre rompes antes de verano? Pues, según explica en una entrevista para el medio inglés The Independent la psicóloga Madeleine Mason, si has vivido esta situación al menos los últimos tres años, lo tuyo tiene nombre y no es algo casual: 'Trastorno estacional de las relaciones' o TER, (en inglés le llaman 'seasonal dating disorder').

Mason cuenta que quienes viven sus relaciones bajo el TER suelen ser personas jóvenes que relacionan una época del año con el amor (los meses fríos) y otra con la necesidad intrínseca de estar soltero (el verano). Como directora del portal de coaching sobre relaciones PassionSmiths, la experta trata a menudo con personas que presentan las escenas típicas de este patrón que es, a todas luces, producto de años de películas románticas en invierno y de desmadre de verano a lo American Pie. 

En primer lugar, la persona cree que pasar soltero la Navidad o el Fin de Año es deprimente y casi siempre se enamora –qué casualidad– en otoño. Después de esto llega San Valentín y disfruta junto a su nuevo amor, pero empieza a aborrecer la relación y a sentirse 'atrapado'. Así que, inconscientemente, busca (y encuentra) excusas para pasar menos tiempo con su pareja. Poco a poco, no deja de pensar en estar soltero y rompe (o hace méritos para que la dejen) justo antes del verano, cosa que le hace sentir un alivio enorme. '¿Quién quiere tener pareja en julio?', piensa, cuando todos sus amigos se van de viaje a la playa, beben, se divierten y tienen relaciones sexuales y experiencias nuevas.

Mason afirma que, en realidad, este tipo de personas nunca desearon tener una relación estable. "Los solteros que muestran este tipo de patrón de citas no pueden comprometerse", dice la experta. Y añade que "usan la diversión del verano y amigos como una excusa para este patrón, pero en realidad es porque no pueden formar lazos románticos duraderos". Sin embargo, la psicóloga dice que este patrón supone algo pasajero que terminará cuando la persona empiece a sentir una verdadera necesidad de tener una pareja estable.

Así que, ya sabes, solo tienes que esperar unos años para que el verano deje de parecerte tan liberador y el invierno tan romántico. Eso sí, intenta no hacer daño a otros mientras intentas salir de ese ciclo de relaciones. ¡Suerte!