Por qué te cuesta conseguir relaciones estables

Lidiar con la frustración que puede generar querer conseguir enamorarte es uno de los peores sentimientos que hay

Hace tiempo que tienes citas Tinder, pero siempre te quedas en el umbral: empezáis a veros, folláis, habláis de vuestro día a día, pero llega un punto en que notas que la persona no quiere ir más allá. Entonces tú te rayas, no solamente porque ya estás en un punto en que te gustaría tener una pareja estable y dejarte de rollos, sino porque también te sientes como culpable, o al menos piensas por qué ninguna relación avanza más allá. 

Tampoco ayuda ver cómo tus amigxs comienzan a formar parejas estables y las cosas se van formalizando mientras tú estás a las 7 de la mañana de un lunes echando a tu rollete de Tinder de la cama. En este contexto no compares, porque cada situación es única. No pienses "por qué ellxs sí y yo no". Los momentos vitales de cada unx varían. Ah, y no debes avergonzarte por tener ganas de enamorarte de alguien.

Intenta ser indulgente contigx mismx y deja de focalizarte en ti mismx como origen del problema o culpable. El problema no tiene que ver tanto contigo ni con la dificultad de encontrar una persona en el mundo con la que sientas que conectas. Por ello eso no es algo que sea culpa tuya. 

Aunque parezca contradictorio, intenta disfrutar de tu vida y dejar de ver todas las citas como un posible camino a conseguir una pareja o a enamorarte. Tener esta idea tan metida en la cabeza lo único que consigue es jugarte a la contra, ya que incluso puede que llegues a forzarte, ser una persona que no eres con tal de gustar a tu ligue. El amor, por suerte o por desgracia, es algo que no se elige.

Puede que también te pase que solo te pilles o sientas interés por personas que realmente no están disponibles emocionalmente. Esto tiene que ver con la atracción. Las personas que normalmente no tienen algo para ofrecernos, o que parecen más “inestables”, suelen ser las más adictivas precisamente por eso, porque es similar a una aventura. No sabes cómo irá. Y es en esos momentos cuando nos encaprichamos un poquito hasta que al final nos cansamos de ver que no recibimos lo que damos. 

Tus ideas de amor también puede jugarte una mala pasada, pretender ponerte una fecha límite dentro de una relación para valorar si estas enamoradx o no, es un error. A veces sientes una conexión fuertísima en la primera cita y en otros casos puedes estar tres meses de follamigxs hasta que aflore algo más. Tener una idea preestablecida de cómo pasará el enamoramiento tampoco ayuda, ya que son barreras. 

Si ahora tienes una temporada que solo tienes rolletes y no consigues una pareja estable, puede que hacer un parón de las citas también sea una buena opción. Estar un tiempo a solxs contigx mismx dedicando toda esa energía a otras cosas que te llenen y te hagan sentir bien. Puede que si empiezas por ahí y aireas tu cabeza de todxs esos pensamientos que son negativos para ti (pensar que tienes la culpa, que no vales para ser queridx) te permita más adelante conectar con alguien. O no. Pero la gracia será que, cuando llegues a ese punto, ya no te importará tanto no tener pareja