Estas son el tipo de personas que tienen mayor frecuencia sexual

Importa tu estado civil, tu estado sentimental y con quién vives, todas características que indican qué personas tienen mayor frecuencia sexual

Una de las paradojas más curiosas de las generaciones más jóvenes, como señala el sociólogo Elyakim Kislev en un artículo para Psychology Today, es que sus miembrxs son los más relajadxs y libres respecto al sexo que hayan caminado sobre la Tierra y, al mismo tiempo, los que menos sexo practican. Algunas voces dirán que los tabúes y las prohibiciones de antaño aumentaban el morbo de los encuentros sexuales. Y otros dirán que andas demasiado consumidx por el mundo digital para cultivar tu libido. No obstante, una multitudinaria encuesta alemana ha descubierto un factor clave: la situación sentimental.

Así, las personas que tienen más encuentros sexuales a la semana son las personas divorciadas que viven solas pero tienen una nueva pareja. Esta combinación de circunstancias genera, por alguna razón desconocida, un escenario de frenesí erótico. Y, buenas noticias, en el segundo escalón de frecuencia sexual, muy cerquita del anterior, se encuentran las personas que nunca se casaron y tienen pareja pero viven solas. Aquí suelen darse también muchos encuentros. Y tiene sentido: probablemente te pases varios días a la semana sin ver a la otra persona y cuando por fin lo haces no vas a desperdiciar la oportunidad.

Pero esto no significa que la convivencia sea el problema. De hecho, los dos siguientes escalones de frecuencia sexual lo protagonizan, por un lado, las personas divorciadas que conviven con una nueva pareja y, por otro lado, las personas solteras que conviven con su pareja. Está claro que vivir separadxs y mantener cierto tipo de intimidad acrecenta el morbo y las ganas, pero la convivencia no tiene por qué convertirse en ese destructor de deseo sexual que suelen pintarte. Especialmente si se trabaja en ello. Aunque veas la libido como algo que simplemente ocurre o no, en realidad es como: puedes centrarte en cuidarla.

Las malas noticias comienzan aquí. Primero, con las personas casadas que conviven juntas, las cuales ocupan la quinta posición del ranking. Segundo, con las personas divorciadas solteras. Y, tercero, y esto es lo peor, las personas solteras que nunca estuvieron casadas y no tienen pareja. Estas últimas son las que reportan una menor cantidad de sexo a la semana. Y, para que lo sepas, el estudio tiene en cuenta variables importantes como el origen demográfico, la situación socioeconómica, la edad, el género, los ingresos, el nivel educativo o el número de hijos. Simplemente están muy lejos de otros perfiles sociales.

Por supuesto, cantidad no es sinónimo de calidad. Pero tienes que tener en cuenta dos cuestiones. La primera de ellas es, como señala este especialista de la Universidad de Columbia, "los resultados muestran claramente que la frecuencia sexual se correlaciona significativamente con la satisfacción sexual tanto para hombres como para mujeres". Más no es necesariamente mejor, pero suele ser mejor. La segunda de ellas es que más polvos son más oportunidades de mejora, especialmente en pareja y con una buena comunicación. Normal que acabéis teniendo encuentros sexuales mucho más sabrosos.