Esa persona que te deja porque "no quiere nada serio" y al mes tiene una relación

Los follamigos de hoy en día lo quieren todo: peli y mantita, viajar, cenas románticas, charlas trascendentales, sexo… Quizás con esto que vamos a decir podemos sonar poco modernos, pero ¿la línea entre eso y una relación convencional no es extremadamente difusa, o qué?

Bueno, necesitaremos mucho más que un artículo para reflexionar sobre ese tema, así que hacemos lo que hacen todos –porque al final, todo el mundo es un poco más ‘mainstream’ de lo que parece-, nos escudamos en el “no hay que poner etiquetas a las cosas” y tiramos para adelante.Resultado de imagen de retro kiss gifGran estrategia en el papel, pésima en la vida real, porque llega un momento en el que quieres saber qué sois, quieres una maldita etiqueta más que a los regalos de Navidad. Es más, quieres una con el fondo blanco para que se vea bien claro. Y llega la respuesta automática:

- “Mira, me gustas, pero yo estoy muy bien como estoy, no quiero una relación en este momento”.

Entonces, la dignidad entra en juego, y tú sueltas el típico “No, si yo también estoy bien como estoy”, y carpetazo al asunto. Venga, mantita y peli, que a eso hemos venido.

Pero inevitablemente, los follamigos o avanzan o desaparecen como tal, la pasión - que se sustentaba por ese aire de aventura que tenía lo vuestro- se ha apagado, y ha tocado distanciarse y desaparecer gradualmente. Hasta que no sois más que una conversación de WhattsApp desterrada al fondo la pantalla.Resultado de imagen de the end gifHasta que un día… ¡sorpresa! Ves una foto la mar de preciosa en su Facebook con otra persona, y tú, que eres detective de las redes sociales, enseguida te das cuenta que eso no es colegueo ni nada que se le parezca: esa foto rezuma más romance que el guión de Love Actually. Y con ello, la inevitable consecuencia: recibes un mensaje de la nada de esa persona.

Tú has visto demasiadas series como para saber que las casualidades no existen, y de su intención de quedar, ver qué tal te va y contarnos cosas, extraes una pregunta clarísima al respecto. Bueno, más que pregunta, afirmación:

- ESTÁS CON ALGUIEN.

+ Sí, he conocido al alguien.

Vaya, qué curioso. Hace apenas dos meses, 60 días, 8 semanas, no podías concebir una relación ni conmigo ni con nadie, no por la persona, sino porque (ya sabes) NO quieres una relación. Amigos y amigas, cómo cambian las cosas.Resultado de imagen de applause gif

La verdad, se me ocurren muchas cosas que decirle, como que, por ejemplo, cuando me dijo “No quiero una relación” debería de haber dicho “No quiero una relación CONTIGO, porque no estoy ENAMORADO”. O que cuando me soltó el “He conocido a alguien” podría haber reformulado la frase a “He conocido a alguien que sí encaja conmigo”, “He conocido a alguien y me he enamorado”.

En conclusión, que sí que quieres una relación, pero no conmigo. Y no pasa nada, porque no todos encajamos, aunque nos llevemos bien. Porque una cosa es estar a gusto, hacer ‘Netflix and chill”, y otra es enamorarse. Eso sí, para la próxima, los clichés te los ahorras.

Porque el “no quiero una relación” es el nuevo “no eres tú, soy yo”. Solo que , en este caso, efectivamente, sí que era por ti. Porque no estaba enamorado de ti. Y, repetimos, NO PASA NADA :)