Esto Es Lo Que Pasa Cuando Una Tía Te Dice Que Va A Dejar A Su Novio Por Ti

Al principio todo es muy guay. Conversaciones intensas. Mucha pasión. Buen sexo. Ella está “dejando” a su novio. Bueno, quien dice dejando dice que están mal. Bueno, quien dice que están mal, dice que ella está mal y él no tiene ni idea. Pero es lo que te cuenta ella y te dices a ti mismo cuando te estás tirando a una chica con novio para sentirte un poco menos imbécil.

Nada nuevo, ha pasado mil veces y seguirá pasando, solo que cuando te lías con una tía con novio, moralismos a parte, conviene que no te pilles porque todo acabará tan abruptamente como empezó. Palabra. A mí me ha pasado dos veces. Dos. Sí, imbécil.

Las dos veces el proceso fue bastante parecido. Tanto, que lo podría juntar en una. Ella está quemada de su relación. Es mucho tiempo y no es fácil mantener la llama después de tantos años. El detonante es la distancia. No hablo de la metafórica, sino de la física, porque ella vive donde yo y él se quedó en casa. Está cansada de esa distancia y empieza a ver todo lo que no iba bien. Entonces aparece la otra distancia, la metafórica, la emocional, la que jode parejas. Y en ese punto su vida entro en juego yo. El imbécil.

Entre algunas de mis pocas cualidades está la de saber escuchar. Eso le flipa. Su novio está a lo suyo, las conversaciones entre ellos ya no tienen la chispa del principio, y ella está harta de una relación que no va a ninguna parte, y se aburre. Empieza a follarse a otro. Empieza a follar conmigo. Porque yo la escucho, yo la abrazo, yo la entiendo. 

Cosas que se dicen

Ahora, si alguna vez has estado en mi situación, querido imbécil, sabrás que al cabo de un tiempo, ella te dirá que va a dejar a su novio. Pasáis mucho tiempo juntos, estáis tan encoñados que da asco veros. Sus compañeros de piso serán cómplices de todo esto y no me quiero ni imaginar la cara que deben poner cuando el otro aparece por la puerta (bueno, la misma que ponen cuando apareces tú).

Le dirás que la quieres y ella a ti también. Pero tú y yo ahora sabemos que eso es bullshit. Ella está jugando, y te creías que el jugador eras tú. Pero no.

En el momento todo parece muy real. Ella no va a dejarte tirado, seguro que no. ¿Cómo va a hacerlo si incluso habéis planeado una escapada juntos? Qué va. Ella va en serio. Entiéndela. Necesita tiempo. No es fácil dejarlo después de tanto tiempo. Pobrecita. Tómatelo con calma, que seguro que todo sale bien, es lo que te dices en tu cabeza de pobre imbécil.

La realidad

Vale, parece que todo va genial. Ella ha hablado con su novio y tiene pinta de que va a dar carpetazo a su relación. Es lo que querías. Ahora viene la parte en la que el novio se da cuenta de que igual las cosas no iban tan bien. Y hará todo lo posible para recuperar a su chica. Obviamente él lo de sus cuernos no lo sabe, ni lo sabrá. La reacción de ella será decirte que no pasa nada… que él la está llamando todo el día y por eso no te contesta a ti. Que no te preocupes, que luego hablamos. Y así hasta que de repente un día desaparece de la faz de la Tierra.

¿Qué ha pasado? ¿Qué vas a hacer ahora con esos billetes que tenías comprados para la próxima escapada? Pero si incluso habíais hablado de iros a vivir juntos (sí amigo, la locura alcanza cotas absurdas).

Pasan las semanas, tu cara de imbécil y tu bajón solo van en aumento. Nunca te contestó. Llega un día en el que ya ni siquiera le escribes cuando te emborrachas. Así hasta que cuatro meses más tarde te cuentan que se casa con el tipo al que iba a dejar por ti.

¯\_(ツ)_/¯

Entonces a ti solo te queda recoger tus pedazos de imbécil y sentarte en una esquina para intentar pegarlos.

Y a vosotros dos, cabrones con cuernos, os diré que deberíais buscarme, encontrarme y darme las gracias.

Porque he salvado vuestra relación.

Y de nada. Joder.