Tu pareja no es tan perfecta ni tan terrible como la quieres ver

Tesis, anti-tesis, síntesis: Hegel te ayuda a poner cada sentimiento en su lugar

Siempre pasa algo bastante parecido cuando nos gusta alguien: o bien esa persona es lo mejor que hemos encontrado, o directamente es un/a desalmadx. Al final las relaciones y la atracción son un poco extremistas, pero también es cierto que esos extremos funcionan como procesos por los que hay que pasar para ver las cosas tal cual son. Nada es blanco o negro, pero para darte cuenta de que existe el gris primero tienes que haber conocido los otros dos. La gente a veces es estupenda y otras veces es lo peor. Y, precisamente, esa no deja de ser un poco la clave. ¿Por qué idealizas a tu crush? Y, más aun, ¿por qué luego lo desidealizas?

For Chelle Because I Love You But You Hate Me But You Love Me And ...

Hegel fue uno de los grandes filósofos alemanes de toda la historia. Un tipo tremendamente complejo que en el siglo XIX describió la historia como un proceso dialéctico, es decir: como un trámite entre discursos o ideas. Primero se opinaba una cosa, y luego otra, y ambas posiciones lucharían por tener la razón. A partir de ahí surgiría un proceso de tesis, anti-tesis y síntesis. Es decir: primero todo es estupendo (tesis), pero luego todo es lo peor (anti-tesis), para concluir con que las cosas, casi siempre, no son tan horribles ni estupendas como parecían (síntesis). Esto es algo que se puede observar en cualquier campo, desde las artes hasta la psicología. Es decir: la idea de Hegel tiene la capacidad de explicar una tendencia o posición común del comportamiento humano. Pues bien, siguiendo esta idea, lo que te pasa con tu crush es algo parecido.

Tesis, lo mejor de lo mejor

Seguro que esa persona que tanto te cunde tiene una serie de cualidades intachables y del todo estupendas en las que solo tú te fijas. Esa persona es lo mejor que te has podido encontrar y raro sería que no tuvieseis una feliz y larga vida en pareja recorriendo Francia en furgoneta. Esa sería la tesis. Es una idea primera que surge y que vas a defender a muerte. Hasta que, de una forma u otra, pase algo que contradiga esa película que te has montado.

Pierrot le fou GIF - Find on GIFER

Al final no hay furgoneta

La anti-tesis es, precisamente, lo opuesto de lo anterior. Cuando te hacen daño o cuando pierdes la ilusión por alguien, siempre existe algo que se te remueve por dentro y que te empuja a lanzar a esa otra persona por un precipicio. Ya no te parece tan guapx en sus fotos de Insta ni te hacen tanta gracia los memes que comparte. Te parece alguien repetitivo y solo eres capaz de verle las cosas malas que tiene. Es una desidealización. Ahora te das cuenta de que esa persona no iba a ir jamás en furgoneta a ningún lugar, que no era tan a medida para ti. Y, de una forma casi natural, te desplazas al lado opuesto, a la anti-tesis.

Adele's Point of View | Blue is the Warmest Color

En moto a Talavera

La fase final es la síntesis, es decir: la unión entre los dos extremos. Igual esa persona no es lo mejor que ha existido sobre la faz de la Tierra, pero seguro que no es tan irritante como te ha terminado pareciendo. Así surge el gris, la conjunción entre los opuestos, la síntesis. Este paso final es especialmente importante, porque es el que te hace enfrentarte a lo que de verdad existe, a lo importante. Seguramente, la personalidad real de tu crush tenga mucho más que ver con esta nueva postura que hayas adoptado. Sin idealización ni desidealización de ningún tipo, sencillamente lo que hay: alguien humano.

Las cosas como proceso

Hegel planteaba esta dialéctica como el proceso de aproximación a la verdad. Esto quiere decir varias cosas, pero una de las más importantes es la de que siempre puedes equivocarte, y que todos esos errores van a ser útiles. Piensa que para ver a tu crush como realmente es, primero has necesitado idealizarlo. Evidentemente habrá gente que no tenga que tener tantos pájaros en la cabeza desde un primer momento, pero el tenerlos no implica que no puedas mandarlos a vivir a cualquier otra parte.

Hegel consideraba que la Verdad surgía como proceso, como movimiento. Había que avanzar y cambiar de idea para alcanzar, poco a poco, la realidad de las cosas. A medida que conoces a una persona con la que mantienes una relación, evidentemente, mutará también la idea que tengas de esa persona. Y será, precisamente, ese movimiento el que te ayude a comprender a tu crush.

En definitiva, la idealización puede no ser tan mala siempre y cuando no permanezcas en ella. Lo importante es que entiendas que se trata de un proceso que te ayudará a conocer en profundidad a la persona que te gusta (o a cualquier otra). Igual no lo tienes claro desde el principio, pero ten por seguro que en algún momento lo que pienses va a cambiar. Y no será malo que eso pase.

CN