Ofertas de último minuto en Tinder para no pasar el próximo confinamiento a solas

El encierro ha traído mucha soledad y la gente ahora solo quiere mimos. Este verano la gran ganadora ha sido la aplicación: distancia social o directos a la cama

Tengo la teoría de que este verano se ha ligado más que nunca, no tengo muchas pruebas pero tampoco dudas.

Lo del Tinder es heavy. Yo que nunca he tenido, soy muy fan del tema. Todas mis amigas han caído de nuevo y me dicen que es porque todo el mundo se lo estaba haciendo, que si presión grupal, aburrimiento, por probar… Yo creo que era una de las pocas formas de ligar este verano. Sin festivales, fiestas de pueblo, discotecas o bares, ¿dónde conocemos al amor de verano? ¿Dónde está el verano? Pues eso, Tinder. Mis amigas están follando más que nunca. Me pregunto si no les da miedo contagiarse, a lo que respondo sola que yo también lo haría. Tenemos más ganas de follar que miedo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Malcolm T. Liepke (@malcolmliepke) el

“No creo que la pandemia tenga nada que ver. Mis ganas de follar son las mismas, eh. La gente está exactamente igual. Es el verano, no el covid”, comenta Sara.

“Yo no quiero follar ya, en la cuarentena sí pero ahora ya se me ha pasado. Yo lo que quiero es una novia”, apunta Guille.

“Mis ganas de follar han aumentado, sí, después del encierro pa’ no”, me dice mi hermano.

“Sí, tengo más ganas de ligar, tengo más ganas de vivir, en definitiva. Sobre todo en persona, lo echo de menos. Me estoy amoldando al tinder pero quiero ligar borracho en una discoteca”, me cuenta en un audio Jl.

“Creo que me relaciono de otra forma. La distancia se relativiza a la hora de conocer a alguien. Qué más da donde vivamos si, total, no me muevo con libertad en mi propia ciudad por miedo a la enfermedad. Además, ya no siento la necesidad de compartir mi vida con alguien de la misma forma. Antes de la pandemia buscaba una estabilidad muy concreta y convencional. Ahora lo veo como algo que si llega llegará de otra forma. Creo que eso es lo que ha traído la pandemia, la imposibilidad de desear algo mucho. La Covid te dice, aquí y ahora estás, mañana quién sabe”, me responde mi amiga Elisa.

Me parece muy potente esto último. Me he visto reflexionando sobre ello en otros aspectos, en la importancia del presente, la disminución de planes a largo plazo porque total no sabemos si mañana nos van a volver a encerrar. El virus parece que ha venido para quedarse (por lo menos unos meses más) y está removiendo nuestra forma de relacionarnos. Puede que nos haga estar más abiertos como comenta Elisa, que nos deje fluir más y porqué no, enamorarnos. No tenemos nada que perder.

Aunque también me encuentro con un gran porcentaje de gente que tiene miedo a esta distancia social que protagoniza ahora nuestro día a día. “Yo no puedo pasar otra cuarentena solo, Ale” me dice Carlos. La ansiedad por encontrar pareja, por sentirse querido es algo que está aumentado con esta soledad que nos propone la nueva normalidad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@merymilsonrisas

Una publicación compartida de Pintadas en plan rollo flamas™ (@pintadasbiendeguapas) el

¿Nos sentimos más abiertos al amor o más dependientes? No lo tengo claro. Por un lado observo que sí, que la gente tiene menos miedo a dejarse llevar. Están surgiendo noviazgos en esta etapa tan extraña impulsados por ese ahora o nunca. Pero puede ser eso mismo lo que nos haga necesitar más al otro hasta un punto tóxico. Se irá viendo, era nuestra primera pandemia.

Respecto a los amores de verano mi amiga Eli, que se esto sabe un rato, me dice que “han estado súper presentes, además con una bonita sensación de intensidad, de aquí y ahora, mañana igual estamos enfermos o muertos o nos encierran en casa otros cientoypico días. Hoy, estoy aquí para ti, disfrutemos.” Y creo que resume a la perfección los amores postpandémicos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Mercrominah (@mercrominah) el

Septiembre ya está aquí dando por finalizadas unas vacaciones raras y con un disfrute a medias. Ya ha empezado el cole y eso para mí simboliza el final del verano, así que si eres de los que solo liga en periodo estival, lo siento. Aunque aún hace calorcito, lo mismo, aún puedes encontrar el amor y no pasar el próximo confinamiento solo. Suerte.