Hay un número exacto de dramas que no deberías sobrepasar con tu pareja

Es solo una media y no debes obsesionarte, pero está bien conocer qué dice la ciencia

Hasta ahora todo ha sido prácticamente perfecto. Y probablemente tengas la ilusión de que todo seguirá siendo así hasta el final de los días, cuando muráis abrazados mientras decís adiós a una vida marcada por el amor puro. Pero abre los ojos: tarde o temprano las cosas se torcerán un poquito y habrá conflictos. Y no solo pequeños conflictos del día a día, sino también grandes conflictos, grandes dramas en los que descubres algo negativo de tu pareja que hasta entonces permanecía escondido. ¿Pero cuántos de estos dramas serás capaz de soportar? Según una investigación científica, "no más de cuatro".

En la misma, llevada a cabo por Samantha Joel y Nicolyn Charlot, ambos pertenecientes al Departamento de Psicología de la Universidad de Ontario Occidental, en Canadá, "1.585 participantes se sumergieron en una historia en la que estaban en una relación que se volvía cada vez más seria", según cuenta en un artículo para [Department of Psychology, Western University, Canada]Psychology Today el psicólogo Gary W. Lewandowski. Poco a poco, los participantes iban descubriendo nuevas cosas negativas acerca de sus parejas en momentos críticos y tomando decisiones acerca de si permanecer o abandonar la relación. Es decir, se expusieron a situaciones límite.

¿Cuántos dramas puedes soportar?

Y muy pocos de ellos saltaban del barco a la primera. En ese sentido, y "en lugar de tratar los problemas como si fueran decisivos, los participantes fueron más flexibles y tendieron a ceder ante sus supuestos infractores", apunta el propio Lewandowski. No obstante, "aunque el primer factor decisivo no acabó automáticamente con la relación, la información negativa tuvo un efecto acumulativo". Eso significa que, como es obvio, el segundo drama resulta mucho peor porque ya hubo un primero. Y, por más que sepas perdonar, no tienes la capacidad de olvidar por completo. Aunque lo desearías en ocasiones.

"A medida que los participantes recibían más información negativa, aumentaba la probabilidad de que dejaran la relación. En general, el punto de inflexión fue entre tres y cuatro bloques de mala información", dice este experto, profesor en el Departamento de Psicología de la Universidad de Monmouth. Es en ese punto, a la tercera o cuarta pelea gorda, cuando has recibido tres o cuatro dosis de información detestable de la otra persona, cuando la fuerza del impulso de salir corriendo empieza a ganarle la batalla al deseo de trabajar en la relación y repararla. No es una cuestión de voluntad. Es algo humano.

Un solo problema puede cambiarlo todo

No obstante, tampoco tienes que obsesionarte con los números. A fin de cuentas, algunos dramas son mucho menos importantes que otros para ti, incluso aunque desde fuera puedan ser percibidos como dramones. En ese sentido, subraya Lewandowski, "los participantes también terminaron la relación cuando se enteraron de un factor decisivo en particular que era importante para ellos". Un solo problema. De la misma manera, pueden darse siete dramas que no sean decisivos para ti y seguir en la relación. Quizá te afecta más recibir información negativa de su fidelidad que de sus proyectos de vida. Cada persona es un mundo.