Si los nervios siguen ahí después de varias citas, puede que no sea la persona definitiva

'The one', como dicen los anglófonos. Esa persona que será la que te robe el corazón y con la que termines pasando el resto de tu vida. Aunque no seas partidario de ese rollo de las medias naranjas, seguro que más de una vez habrás tenido ganas de sucumbir al amor y vivir una de esas historias intensas que dan para una comedia romántica. Y si la persona te gusta de verdad, es probable que los nervios te puedan la primera vez que quedéis a solas, una reacción que puede ser perfectamente normal o, según un artículo de la revista Psychology Today, una señal de que esa persona no será la definitiva. Resultat d'imatges de nervous gif

El problema de empezar a planear qué haréis o qué chistes contarás la próxima vez que os veáis con cinco días de antelación y, una vez estás en la cita, sudar como un pollo y pensar únicamente qué opinará de ti esa persona que tanto te gusta es, precisamente, que no te deja disfrutar de lo que podría ser vuestra historia de amor. "Nadie quiere continuar participando en una actividad que crea estrés y malestar", escribe la abogada y escritora, Wendy L. Patrick

Según su reflexión, basada en diferentes estudios sobre las diferencias entre el amor y el apego y cómo el querer ser perfectos para nuestra pareja crea tal estrés que hace fracasar las relaciones, si tu nueva relación no te hace sentir relajado el tiempo que pasas con esa persona, a la larga terminará por no aportarte nada más que ansiedad.

2008

Claro que, probablemente, la otra persona también se sienta nerviosa por conocer a alguien nuevo, lo normal es que esa sensación de inseguridad que genera el querer causar una buena impresión desaparezca a los pocos días. Si eso no te sucede a ti, puede que sea vuestra conexión lo que falla. "Incluso teniendo en cuenta el hecho de que algunas personas son inseguras por naturaleza, tu pareja debe hacer que te sientas cómodo siendo tú mismo", recalca el artículo.

Así que, según aconseja Patrick, cuando encuentres a una persona con la que intuyes que podrías tener futuro es analizar cómo te hace sentir cuando estáis juntos. "Esto te permitirá seleccionar un/a compañero/a que te haga sentir seguro/a de ti mismo/a, no inseguro/a", dice la autora. "Una relación que no hace que tu autoestima dependa de tu pareja constantemente predice la estabilidad emocional y, en última instancia, el éxito", añade. La próxima vez que creas que has dado con tu media naranja, piénsalo dos veces.