Por Un Mundo De Hombres Del Montón, Interesantes Y Que Nos Hagan Reír

Hace unos días salió este ingenioso anuncio argentino:

La campaña es de una conocida marca de cerveza y se titula "La noche más justa de Mendoza". En ella, convocan un casting de "típicos guapos de postureo" para tenerlos entretenidos con lo que más les gusta durante una noche, para que así los "menos guapos" tengan vía libre.

Y yo me pregunto: ¿esto podrían hacerlo aquí, por favor? ¿Qué nos pasa con los guapos de postureo nocturno? Algunos estamos tan tontamente cegados por los prototipos que se nos olvida lo importante, lo que realmente tiene valor, lo que seguramente te prolonga la felicidad más de 30 minutos (60, si tienes mucha suerte).

No paramos de criticar Tinder por su superficialidad, porque es muy fácil conseguir un match si eliges estratégicamente la foto de perfil, mezcla de postureo y falsedad. Pero no nos engañemos: ligar en la vida real cada vez se parece más a esto, y la culpa es nuestra. Y lo cierto es que en muchos casos no son más que gatos pardos nocturnos que nos entran por los ojos (y por la puerta de casa), y que salen exactamente por el mismo sitio para no volver jamás. Ojo que, seguramente, para muchos/as es exactamente lo que estaban buscando y les parece genial.

Para los enamorados del amor y de la idea de que puedes conocer a la persona de tu vida en cualquier sitio, esto no vale; los gatos pardos están sobrevalorados. Y es que eso de que la "noche confunde" es totalmente cierto. Es como cuando no puedes y te pones a pensar ideas, abres la libreta de la mesita de noche y te da por escribir... ¡cuánta creatividad! Y piensas: "de aquí a los Premios Planeta". Pero el globo explota a la mañana siguiente, cuando lo relees y solo quieres borrar todas esas palabras para que nadie pueda leerlas jamás.

Está demostrado que por las noches estamos más sensibles; quizás, al no haber luz solar, baja la producción de serotonina y melatonina, que son importantes neurotransmisores que regulan el apetito mediante la saciedad, equilibran el deseo sexual, controlan la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones perceptivas y cognitivas. Además, la serotonina interviene en otros conocidos neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, que están relacionados con la angustia, ansiedad, miedo, agresividad, así como con los problemas alimenticios.

Es llegar la noche y ver un gato pardo perfecto, y pensar: "vale la pena conocerlo". Error, la idea que te ha llevado a pensar eso no es otra que "una foto de perfil" bien elegida. O no, quizás además de guapo es interesante. Pero el caso es que también hay muchos más hombres y mujeres menos guapos y guapas que tienen mucho que ofrecer, porque la belleza tiene fecha de caducidad, la inteligencia y la personalidad, no. 

Quizás esta es la razón de porque a veces sentimos que tenemos tan mala puntería a la hora de elegir porque le damos tanta importancia al exterior respecto que nos olvidamos de lo que hará que realmente mañana por la mañana siga siendo hoy por la noche: el interior.  Quizás deberíamos revisar nuestros requisitos o deseos y cambiar un poco el orden de prioridades y valores, y tal vez así consigamos ser más felices...esta noche y mañana.