Por qué hay mujeres que solo se corren cuando están solas

Aunque parece que vamos rompiendo tabús, los datos de las mujeres incapaces de llegar al clímax con otra persona (especialmente hombres) demuestran que nos falta mucho camino por recorrer

Llevamos años hablando de orgasmos, de clítoris, de llegar al clímax. Hemos descubierto que nuestras madres y abuelas no disfrutaban del sexo como lo hacemos nosotras porque antes, lo normal era abrirse de piernas, contentar al hombre y rezar para que, como mínimo, la experiencia no fuera dolorosa. Es verdad que vamos avanzando, pero parece que de forma más lenta de lo que pensábamos.

Ahora que hemos explorado nuestros cuerpos y que sabemos qué hay que tocar y cómo para llegar al orgasmo, aparece una nueva frontera: corrernos en pareja. Todavía hay un 22,5% de mujeres que no llega al orgasmo durante las relaciones sexuales y un 30% está convencida de que se corre mejor masturbándose que teniendo sexo en pareja, según el estudio Ficción Vs Realidad en el Sexo de Bijoux Indiscrets citado por S Moda. Otro dato que no nos sorprende: el 52,1% de las encuestadas decía haber fingido alguna vez un orgasmo.

Una de las mujeres que más se ha esforzado en visibilizar la lacra de la insatisfacción de las mujeres en las relaciones sexuales es la cantante Lilly Allen, que ha lanzado una campaña, Womanizer, a favor de la masturbación. Y falta hace: un estudio de Womanizer asegura que las mujeres solo se masturban, de media, 50 veces al año, mientras los hombres lo hacen en 156 ocasiones. Entonces, ¿no nos corremos porque no nos conocemos o porque nuestras parejas (sobre todo los hombres) son incapaces de hacernos llegar al clímax?

Está claro que hay un poco de ambos motivos, pero la diferencia entre los orgasmos en solitario y en pareja demuestra que algo falla cuando compartimos el sexo. Lo peor que podemos hacer, en este caso, es fingir, según explican varias expertas a S Moda porque "cuanto mayor sea la mentira, más difícil será salir de ella". Así que vamos por partes.

La sexóloga Ana Lombardía explica a S Moda que esta situación puede deberse a muchos factores: desde que pasemos mucho tiempo teniendo sexo ocasional en el que no hay una confianza plena en la pareja hasta encontrarnos frente a una persona que no sabe masturbar o dar sexo oral, mala comunicación, demasiada penetración, poco interés en dar placer o, directamente, que se olvide de ti cuando ha terminado su parte. No siempre es intencional pero el resultado es el mismo: el sexo para ti acaba siendo fallido.

Marina Castro, psicóloga, explica en el mismo artículo que otro de los motivos puede ser que cuando están en pareja, las mujeres se centran más en dar que en recibir, algo que obviamente no pasa cuando estás a solas. Y un factor más, que está en el otro extremo: la típica pareja sexual obsesionada con complacerte que de tanto intentarlo y tanto preguntar, acaba aguando toda la experiencia y te acaba quitando las ganas.

Vamos, que el orgasmo es un equilibrio perfecto entre muchos factores pero si ellos lo alcanzan también lo deberían poder disfrutar las chicas. Conócete, comunica, concéntrate y déjate llevar serían cuatro pasos a seguir para que, la menos, por tu parte, no puedas decir que no lo has intentado todo por llegar al orgasmo también en pareja.