Cómo No Dejar Que Muera El Sexo Cuando Tu Pareja Vive Lejos De Ti

A ver, chicos: Que levante la mano el que no sepa quién fue Benjamin Franklin. Sí, hombre, ese que sale en los billetes de 100 dólares americanos. ¿Nada? Bien, pues este señor es uno de los responsables de la existencia de los Estados Unidos, por lo que, afinando un poco, le debes MTV, Pornhub, Facebook y el café de Starbucks que te tomas cuando quieres parecer muy alternativo.  En una línea parecida al meme de Paulo Coehlo, se le atribuye la siguiente máxima: "Las tres cosas más difíciles de esta vida son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo". Cállate, Franklin que no tienes ni idea. Lo más complicado del mundo han sido, son y serán, por siempre, las relaciones a distancia. 

Todos los que hemos tenido a la pareja lejos sabemos perfectamente lo difícil que se hace tener que lidiar a distancia con los dramas cotidianos. Es entonces cuando más necesitas a tu pareja, pero no te queda otra que recurrir a largas charlas por Skype -gracias, evolución-, o por teléfono y lamentar constantemente que no se haya inventado aún el teletransporte -te odio, evolución- para darle un cálido abrazo. ¿Y el sexo? Obviamente, es espectacular cuando os reencontráis, pero se hace tremendamente complejo cuando estáis separados. Por suerte,  las nuevas tecnologías se ponen de nuestro lado -siento lo de antes, evolución- para romper barreras espacio-temporales y permitirnos compartir confidencias, caricias simuladas y, sí, orgasmos muy reales. Presta atención, que ya vamos con el cómo.

Vibradores y masturbadores conectados

Las empresas de juguetería erótica han tomado buena nota del problema, por lo que, entre sus prioridades, está ayudarnos a superarlo. Un ejemplo de ello es Klic-Klic, un vibrador y un masturbador que se conectan para una comunicación bidireccional. ¿Qué significa esto? Pues que, cuando te penetres con el vibrador, tu pareja sentirá lo mismo con el masturbador. Y viceversa, claro. De esa forma, aunque os separen miles de kilómetros, vuestros juguetes os ayudarán a sentir que estáis mucho más cerca. Otro ejemplo es el WeVibe 4, un instrumento tipo pinza que surgió como una revolución para parejas. En este caso, el control de la vibración se lleva a cabo gracias a su aplicación para móviles. Hala, ya sabes a qué viene lo de 'compartida, la vida es más'.

Skype, Whatsapp y nuevas aplicaciones

Seguro que, si tienes una relación a distancia, conoces de sobra qué es Skype y sabes cómo utilizarlo para hacer guarrerías por vídeo-conferencias. Básicamente, porque es la forma más eficiente de ver a tu pareja disfrutando en el sexo virtual.  Obviamente, tenemos Whatsapp, con el clásico envío de mensajes subiditos de tono para calentar motores. Y no olvides Between, específicamente diseñada para relaciones a distancia, y donde encontrarás un calendario personalizado, fotos compartidas, chat privado y una eliminación automática de archivos que borrarás todo rastro de vuestras perversiones.

Que no muera la pasión

Probablemente, el mayor de los problemas de las relaciones a distancia es la tentación de buscar comida en otro pesebre. Vamos, lo de ser infiel. Por eso es tan importante no dejar que la ilusión, el enamoramiento y la atracción sexual, se marchiten. ¿Es eso posible? Claro, planificando muy bien las sesiones de cibersexo y preparándote para ellas como si fueran las más importantes de tus citas. Te doy más pistas: Regala ropa interior o juguetes eróticos -para que tu pareja los utilice en la próxima vídeo-llamada-, deja mensajes de voz eróticos contando qué llevas puesto y lo que harías si estuvieseis en la misma cama, escribe relatos eróticos fantaseando sobre esos futuros encuentros o envía fotos sugerentes. ¿Objetivo? Que no se olvide de ti ni por un solo segundo.

No pienses que tu relación está abocada al fracaso

Un estudio publicado en la revista Journal of Communication y elaborado por la investigadora Crystal Jiang y el profesor Jeffrey Hancock demuestra que las relaciones a distancia pueden ser incluso más exitosas que las convencionales. Parece un cuento, pero tiene explicación: Separadas, las parejas se esfuerzan por comunicarse más y por conseguir un mayor efecto de intimidad. Además, cuando llega el día del encuentro, se goza de unas relaciones sexuales más satisfactorias, amén de otros buenos momentos. De ese modo, el período de enamoramiento -el mejor momento de la relación, no nos engañemos- se puede alargar todavía más.

Vale, es cierto que las relaciones a distancia son muy difíciles de mantener, sobre todo con el fantasma de la infidelidad sobrevolando nuestras cabezas. Pero, siendo justos, eso solo depende de tus prioridades y el control de los instintos. Así que, para los que no se quieran dejar vencer por las distancias, los juguetes sexuales, el cibersexo y las aplicaciones móviles se convierten en los perfectos aliados. Sumad vuestra voluntad y, con un poco de esfuerzo, podréis caminar de la mano hacia una relación de película.

Crédito de la imagen: Maud Chalard