Qué hacer para que un mensaje de tu ex no te arruine el día

Spoiler: no respondas sin pensártelo unas treinta veces antes

Has sobrevivido a una semana maratoniana y te plantas en el viernes con todas las de ganar. No se te ocurre nada, pero absolutamente nada, que pudiese arruinar la noche que tienes por delante. Pero entonces ocurre. La pantalla de tu smartphone se ilumina y, como si viniese de otro rincón del universo del que no tenías ya constancia, reconoces el número de teléfono de tu ex. Si es un mensaje claro, te hará reflexionar largo y tendido. Si es un mensaje confuso, te hará comerte la cabeza tratando de ver más allá. El resultado es el mismo: acaba de desmantelar por completo tu ánimo.

Especialmente, cuenta la psicóloga Joy Harden Bradford en Elite Daily, cuando aún sientes algo por esa otra persona, le pediste expresamente que no volviera a contactarte o conservas muchas emociones no resueltas sobre la relación: "Un mensaje de tu ex que aún te importa puede llevarte a pensar demasiado a preguntarte qué significa ('¿quiere que volvamos? ¿se dio cuenta de que fue un error marcharse?')", apunta Bradford. Es lo más normal, y también el rayarte debatiendo internamente si deberías o no deberías responder. Y, sorpresa, no hay respuesta fácil.

Establecer conversación con tu ex, salvo que no sobrevivan sentimientos románticos, suele ser mala idea. De todas formas, y para tomar una decisión consciente, lo primero que debes hacer según la psicóloga es procesar cómo te sientes: "Es importante ser amable contigo mismo y con tus sentimientos, de modo que si el mensaje reaviva algunas cosas y luego el día va cuesta abajo, deja que fluya y ya desarrollarás más tarde un plan para tener mañana un mejor día". Un plan que, necesariamente, pasa por discutir esos sentimientos que tienes con alguien de confianza o incluso un terapeuta.

Es difícil tener claras estas cosas, pero es muy importante que te tomes tu tiempo para pensar en frío. Si decides responder, aún tienes trabajo emocional que hacer: el tono, el mensaje y, sobre todo, prepararte para cualquier respuesta, incluso la que te vuelva a doler. Como dice Trina Leckie, experta en rupturas, en Elite Daily, "asegúrate de que tus expectativas son mínimas", ya que "muchas veces el mensaje de la otra persona solo sirve para comprobar si todavía tiene acceso a ti". Probablemente no quiera volver ni disculparse ni cualquier otra fantasía que pueda albergar tu corazoncito, sino hacer más llevadero su luto sintiendo que todavía estás ahí.

Pero si tú has decidido, por el contrario, no responder y tu ex insiste, dile explícitamente que necesitas tu espacio y pídele que no vuelva a contactarte. Si insiste, puedes llegar a bloquearlo si es necesario. Que te estropee un día, vale. Pero no mucho más tiempo.