Mendigar el amor de quien no te ama te está destruyendo por dentro

Basta ya de pedir que tenga tiempo para ti, de esperar a que piense en ti o te proponga hacer algo juntos. Basta ya de mendigar amor, de soportar desprecios, decepciones y rechazos. No te dejes llevar por "falsos amores" repletos de ilusiones y esperanzas de mentira. En cuestiones de amor no te conformes con rebajas. No eres su plan B.

No te engañes, deja de perder el tiempo y, sobre todo, deja de esperar un milagro. Si alguien no te trata con respeto, te ignora y no te da importancia es que debe estar fuera de tu camino. Pon distancia emocional.

Deja de esperar a quien no tiene interés

Es hora de que abras los ojos y dejes de esperar amor de esa persona que no mueve ni un dedo por ti y solo te quiere cuando le interesas. No vuelques tu vida en ella mientras te vas olvidando de ti mismo porque quien mucho espera, se decepciona y finalmente, acaba sufriendo.

No dejes que en tu relación gobierne la injusticia, la manipulación y el desequilibrio. No eres marioneta de nadie y tampoco tienes que suplicar que te quieran ni a susurros ni a gritos. No ignores tu sufrimiento por promesas que no llegan a ningún puerto porque no existe la falta de tiempo, sino de interés.

Deja de resistirte y no inviertas más tiempo en ver a quien que no hace nada por verte. Mendigar amor es intentar llamar la atención de alguien para el que en realidad eres invisible. No busques excusas para justificarlo y evitar así el dolor que esto te produce. Deja de engañarte. Quien quiere a alguien le demuestra su amor y evita su sufrimiento si es que puede, pero no lo crea. No esperes a quien no tiene el mínimo interés en ti y obvia cómo te sientes. Más vale tarde que nunca.


Mendigar amor es faltarte al respeto

Cuando mendigas amor pides al otro que te ame a cualquier precio porque crees que lo necesitas y solo vives para ello. Te enganchas a la idea de que todo cambiará, de que habrá una segunda oportunidad pero solo te faltas al respeto y pierdes toda tu dignidad buscando la manera de tenerlo contento, mientras tu autoestima se reduce a cero.

Poco a poco te conformas y acabas creyendo que no mereces afecto, te convences de que "es así" y de que no hace falta que te lo demuestre porque en el fondo te quiere... Te autoconvences. Pero querer a medias solo te genera dolor y sufrimiento.


Por favor no te olvides de ti, ¡quiérete!

Abre los ojos y dedícate tiempo pero sobre todo amor. Eso es lo más importante. No has nacido para estar dependiendo de nadie ni reclamar su atención, sino para descubrir lo maravillosa persona que eres y todo lo que tienes por delante. Acepta el desamor, que la relación ya terminó y comienza a pensar en ti.

El amor se demuestra cuando se siente y es el motor para crear momentos de felicidad y armonía con el otro.

Estás aquí para crecer y para rodearte de personas que te impulsen, te contagien su pasión y hagan que vibres. Pon distancia emocional de todos aquellos que te restan alegría, te hacen sentir más pequeño y te buscan por sus intereses. Respétate y te harás respetar. Pon límites. Y lo más importante acepta que esa relación terminó.

No olvides que cuando te aceptas, te valoras y te quieres, te alejas de "falsos amores" y que quien te quiere no te necesita para saciar su interés sino que te prefiere para compartir contigo su tiempo y su cariño.