El Máster Que Debería Existir Para Enseñarte A Tener Una Relación Sana Y Duradera

Relaciones de pareja hay muchas. Pero que duren más de 5 años y que se sigan queriendo sin tirarse los trastos a la cabeza, más bien pocas. También están las 'no relaciones' duraderas. Esas parejas que llevan muchos años de buena convivencia, pero en las que ya no hay ni química, ni ilusiones, ni proyectos comunes, ni nada.

El principal culpable de las frustraciones amorosas tiene sus raíces en esos cuentos idealizados con final feliz que todos veíamos de pequeños y que obviaban algo muy importante: ¿seguían juntos el príncipe y la princesa después de 10 años? O peor aún: ¿seguían estando bien?Nunca lo sabremos. Lo que está claro es que si quieres seguir con tu pareja forever and ever tienes que currártelo muy mucho. De hecho, no entiendo por qué las universidades todavía no ofertan un Máster en Relaciones Sanas y Duraderas, sería tan necesario que habría que hacerlo obligatorio y tendría asignaturas como estas:

Sois dos, no uno

Hay que ser felices por separado. Frases tipo: “Sin ti no soy nada” o “Solo tú me complementas” son un fraude. Aprende a estar bien contigo mismo y libérate de la dichosa 'necesititis' de la que tanto habla el psicólogo Rafael Santandreu en su libro Las gafas de la felicidad (si no lo has leído, te lo recomiendo).


 Al garete las idealizaciones

Se puede ser romántico, pero no tonto. La vida real no siempre es de color de rosa y las relaciones tampoco. Hay que vivir los desencuentros con naturalidad. Y, sobre todo, sin dramatismos. Recuerda: nada es tan importante.


Un toque de magia, por favor

Una cosa es que vivas en los mundos de yupi y otra, muy distinta, es que seas un sieso monumental. Los detalles del día a día ayudan mucho. Échale tronquitos al fuego, anda.


Hablando se entiende la gente, y las parejas

No solo hay que desnudarse en la cama. También hay que compartir sensaciones, sentimientos, miedos, inseguridades… Y sobre todo, saber hacerlo. Ya sabes: respeto, delicadeza y MUCHA confianza.


Diversión al poder

Hay que reírse más, amigo. Compartir planes, risas y probar cosas nuevas juntos. Salir de la famosa zona de confort te hará más feliz. Tengas o no tengas pareja.


¿Sexo? Por supuesto

Después de 5 años es lógico que la pasión no sea la misma. Y quien diga que sí, miente como un bellaco. ¿La solución? Probar cosas nuevas ALWAYS.


Y, por último, ten paciencia

Nadie se libra de las crisis, ni de las malas rachas. Lo importante es saber afrontarlas, no desesperarse y, si es necesario, pedir ayuda. No hay mal que cien años dure. Si es así, quizás es que no es la persona. Y por mucho que duela, tendrás que aceptarlo.


En definitiva, cúrratelo. Currároslo mucho. Sin obcecarse, claro. Llegar a viejetes juntos y felices no es fácil. Según el informe 'Nupcialidad y ruptura en España' del 2015 se rompen 7 matrimonios de cada 10 que se celebran. Pero no es imposible. Y, si lo consigues, puedes estar muy orgulloso. Es algo MARAVILLOSO.

Crédito de la imagen: Maud Chalard