Mareones Del Siglo XXI: Estamos Hartos Del Ahora Te Escribo, Ahora No Te Escribo

Nuestra tan cotizada vida emocional estaría la mitad de damnificada si no fuese por la presencia de personajes que se dedican a practicar el mareo. Los mareones se aburren y para matar el tiempo han tenido la estúpida idea de perturbar tu paz sentimental a base de idas y venidas —la mía también, no creas que estás solo—, vueltas y vueltas, mucho lío y confusión. Son encantadores (de serpientes) y te quieren a ti con la misma hipócrita y falsa intención que quieren a otros.

Son una plaga de indecisión que bloquea el desarrollo natural de las relaciones y queremos —también debemos— hacer un llamamiento de socorro, un grito a lo Katniss Evergreen, una revolución que detenga a los picaflores, los bienqueda, los indecisos, los que no comen ni dejan comer, los vacilones, los ambiguos, los 'ahora sí, ahora no'. Tenemos un mensaje para todos vosotros, vendehumos de pacotilla que vais por la vida encandilando con esa falsa verborrea: vamos a aniquilaros de la faz de la tierra (¿se capta el mensaje, no?).

Son unos excéntricos

Una cosa es dudar entre un Frapuccino o un Latte, Netflix o HBO, Brascada o Chivito pero, ¿jugar a que me quieres a mí, echas de menos a otra, te enfadas por aquella que no conquistas de inmediato y sufres por la que pasó de ti y nunca tendrás la oportunidad de camelar? Claro que sí, guapi. Ni Bayona en su peor pesadilla se hubiera montado un guión así.

pareja, motivación, mileniales, amistad, amor, felicidad, psicología, experiencia, carta, inspiración, relación, le petit patito, código nuevo

Vas a tope y al final se te va de las manos. Haznos un favor y ubícate, que no estás en el circo, deja ya el papel de falso. Si no era suficiente con soportar que tienes la misma empatía emocional que una piedra, ahora nos toca abrir una plataforma para que madures, que a saber a quién estabas  mareando cuando repartieron el sentido común.

Ególatras y narcisistas

A la única persona que aman es a sí mismos porque son unos malditos cínicos. Se crecen cuando les llega una notificación de Whatsapp y disfrutan creando tensiones innecesarias que para ellos son una droga, pedazo de yonkis del mareo. Les sube la adrenalina tontear con otras mientras están contigo o quedar en los mismos sitios a los que te llevan a ti con la mareada de turno. Hay que ser muy cabrón o muy ignorante para disfrutar con esto, pero ya sabemos que tú de eso vas sobrado.

pareja, motivación, mileniales, amistad, amor, felicidad, psicología, experiencia, carta, inspiración, relación, le petit patito, código nuevo

Paso de seguirte el rollo intermitente en el que ya me aburre estar. Búscate otro hobby y otra vida porque aquí no tienes nada más que hacer. Haz terapia, prueba un retiro espiritual, haz yoga o vete a Escocia a cuidar ovejas; me da igual, pero lejos y en silencio, no vaya a ser que vuelvas a decir o hacer alguna gilipollez.

El mensaje

Demasiado piqui-piqui-piqui para tan poco taca-taca. Todo muy intenso pero vacío de realidad, lo que viene siendo un 'si te he visto no me acuerdo', 'hasta luego Mari Carmen' o 'no me llames, ni aunque te toque la lotería'. Se puede decir más alto pero no más claro.

pareja, motivación, mileniales, amistad, amor, felicidad, psicología, experiencia, carta, inspiración, relación, le petit patito, código nuevo

Si tú también has sido víctima de un mareón y estás leyendo esto, como ves, hay esperanza. Hay que avisar a todos los que puedan estar en peligro y dejárselo caer a todos los mareones que conozcas para que les demos su merecido. La unión siempre ha sido la fuerza y cuantos más seamos los que denunciamos esta práctica nociva, mejor será el resultado.

Crédito de las imágenes: @lepetitpatito