El manual definitivo para construir la pareja perfecta (o al menos intentarlo)

Elegir a la pareja perfecta es complicado porque el amor llega a nuestra puerta sin avisar. De hecho, ninguno de nosotros somos perfectos, pero lo que sí podemos construir gracias a este sentimiento es una relación sana, estable y satisfactoria con gran esfuerzo y dedicación. No olvidemos que el amor es como un jardín que hay que regar día tras día si queremos disfrutar de todo lo que puede ofrecernos. Y para cuidarlo de la mejor manera posible el psicólogo y experto en relaciones de pareja, John Gottman, te da las claves que deberías aplicar sí o sí.

La fuerza de los ‘mapas de amor’

Recordar los eventos importantes de nuestra pareja, cuál es su comida preferida, cómo le gusta aliñar una ensalada o saber a qué teme, incluso saber qué piensa sobre su jefe. Conocer íntimamente a nuestra pareja es lo que Gottman define como ‘mapa de amor’. Esa parte de nuestra mente donde guardamos la información relevante de nuestra pareja. Sin este mapa de amor es imposible que amemos de verdad a alguien porque, ¿cómo amar a una persona que no conocemos?

Según sus investigaciones, las parejas que tienen un detallado mapa de amor están mucho mejor preparadas para enfrentar las dificultades y conflictos porque cuanto más comprendamos y conozcamos a nuestra pareja más fácil será seguir conectado con ella, pase lo que pase en vuestras vidas.

Cultivar cariño y admiración

El cariño y la admiración son dos elementos importantes en las relaciones duraderas y gratificantes y antídotos contra el desprecio. A pesar de las discusiones y distracciones que puedan surgir con el paso del tiempo, cuando aún sigue presente la visión positiva de la relación y esa sensación de que la otra persona es digna de cariño y respeto todo irá bien.

Para comprobarlo, la mejor prueba es observar cómo se recuerda el pasado. Según Gottman, "en un 94% de los casos, las parejas que contemplan de una forma positiva su historia tienen muchas posibilidades de tener un futuro feliz. Pero cuando los buenos recuerdos no aparecen o quedan distorsionados la pareja necesita ayuda".

Acercarse al otro

Los momentos de conexión son necesarios para cultivar esa pareja perfecta que tanto deseamos. De hecho, la pasión crece no solo en los momentos íntimos sino también cuando hacemos sentirse al otro valorado. Ese mensaje para desearle "buenos días", unas palabras de ánimo cuando tiene un mal día o simplemente, escuchar la pesadilla que ha tenido por la noche. Acercarnos a nuestra pareja es la base de la conexión emocional, la pasión y las relaciones sexuales satistactorias. La clave está en ser conscientes de la importancia de los momentos cotidianos.

Dejar que la pareja nos influya

Otra clave importante es dejarnos influir por nuestra pareja. Esto no significa que seamos sumisos y dependientes sino que compartamos el poder y la toma de decisiones. Una relación no puede funcionar a menos que sus miembros se honren y respeten mutuamente y para ello, deben tenerse en cuenta y compartir su mundo emocional.

Los problemas pueden solucionarse

Por regla general si una pareja se respeta y tiene en cuenta el punto de vista del otro cuentan con una buena base para resolver sus conflictos. Pero a menudo, lo intentos de persuadir al otro para llevar la razón suelen desviarse de este objetivo. Cuando esto suceda algo que suele funcionar es ponerse en el lugar de la pareja mientras se escucha lo que está diciendo y luego, hacerle saber que se ha comprendido el dilema desde su perspectiva. Aunque no siempre resulta fácil.

Para resolver un conflicto Gottman propone que se sigan los siguientes pasos:

  • Suavizar el planteamiento de la conversación
  • Aprender a ofrecer y recibir intentos de desagravio
  • Tranquilizarnos tanto nosotros como nuestra pareja
  • Llegar a un compromiso
  • Ser tolerante con los defectos del otro

Salir del estancamiento

Existen momentos o temporadas de estancamiento debido a problemas que la pareja no sabe resolver. Es normal. La clave se encuentra en pasar de esta situación al diálogo. Quizás esa problema acompañe de manera permanente a la relación, pero algún día se aprenderá a hablar de él sin hacerse daño.

El primer paso para salir de esta situación será comprender su causa. Por regla general, el estancamiento suele indicar que hay sueños, deseos o esperanzas que no se están realizando o que la pareja no respeta sus respectivos sueños. Así, otras de las características que distinguen a una pareja sana y feliz de las que no lo son es incorporar los objetivos de ambos a la relación.

Crear un sentido de trascendencia

La última clave que Gottman señala es crear un sentido de trascendencia porque una relación es algo más que estar juntos. Significa crear una vida interior en común, una cultura de símbolos y rituales como tener una forma propia de saludarse, un lenguaje particular o una manera de disfrutar los domingos y sobre todo, la apreciación de los propios papeles y objetivos que los lleva a comprender lo que significa ser parte de una relación.

El ingrediente secreto de una pareja perfecta

Las parejas más felices tienen en común un sentimiento de profunda amistad. Sus miembros se conocen íntimamente, saben cuáles son sus gustos, sus esperanzas y miedos. Ese es el ingrediente secreto y el sostén sobre el que se mantiene una relación estable, sana y feliz. Quienes se unen a través de la amistad muestran gran consideración y preocupación por su pareja y expresan su amor a través de bonitos gestos y también con pequeños detalles. Ese es el secreto.

Ahora bien, hay un aspecto muy importante que tenemos que aclarar antes de terminar y es que en temas del amor no hay perfección sino personas imperfectas que se unen por amor para construir su relación perfecta. Por eso no hay dos igual.