Cuando le interesas, se nota pero, cuando no le interesas, se nota todavía más

A veces nos volvemos locos tratando de averiguar si la persona de enfrente siente algo por nosotros o no, y lo gracioso es que, generalmente, las señales están en el aire, meneándose en nuestros morros.

No está interesado/a si...

1. Evita el contacto visual. El lenguaje corporal es una forma importante de comunicarse sin palabras. Si se le hace cuesta arriba mirarte a los ojos, significa que no está conectando a un nivel profundo.

2. No llama. Si a una persona le interesas, quiere hablarte. Esto significa que no deberías estar esperando para ver si te llama, porque igual lleva sin batería toda la noche, o unos aliens le han abducido, y desde Marte no hay cobertura.

3. No te toca. Cuando nos gusta una persona, normalmente buscamos cualquier excusa para tocarla o al menos estar físicamente cerca de ella. Si se aleja de ti, no es muy buena señal.

4. Se distrae. Cuando estáis juntos, ¿parece que esté en otra parte? Si mirando el móvil en vez de escuchar lo que estás diciendo, olvídate.

5. Habla de otras personas. Si hace comentarios acerca de otros chicos/as, o es muy torpe, o le gustas como amigo/a.

6. No quiere presentarte. Cuando alguien está enamorado, suele querer introducirte en su mundo, que las personas que quiere o aprecia te conozcan. Si te mantiene en la sombra, sospecha.

7. Pasa del doble click azul. Lo lee, le parece genial, y no responde. Sus excusas te sonarán a cuento chino. No te amargues, y borra su número.

8. Prefiere salir con sus los colegas. Si nunca eres su prioridad, él/ella no debería ser la tuya.

9. Te rechaza. ¿Salimos a tomar algo? Es que estoy un poco liada esta semana... ¿Pues vamos al cine la semana que viene? Es que no tengo dinero... ¡Va, que te invito yo! Es que ya he visto todas las películas, sí, todas, y las que aún no se han estrenado, también.

10. Te falta al respeto. Cualquier desaire que no se permitiría con un amigo no se lo debería permitir contigo. Si no te contesta, o se burla de ti, o te hace sentir miserable de algún modo, no solo no le importas, sino que eres tú quien debería mirar a otro lado. ¡Aléjate de ese bicho!

Está interesado/a si...

1. Se siente más feliz a tu alrededor. El simple hecho de que no pueda ocultar su sonrisa a tu alrededor es todo lo que necesitas saber.

2. Atención a sus ojos. Si alguien tiene fuertes sentimientos por otro alguien, sus pupilas se suelen dilatar. Así que fíjate, y alégrate si estas se encienden por ti.

3. Comparte tus gustos. Piensa en las actividades que más te gustan y, si las hace, es evidente que quiere pasar más tiempo contigo.

4. Pasa sus fines de semana contigo. Porque todos tenemos vidas muy ocupadas, y el fin de semana es para hacer lo que más nos gusta. Así que, cuando alguien quiere pasarlo contigo, es evidente que le importas. Eso no significa que deba dejar el resto de su vida por ti, porque estaríamos hablando de una relación de camino a ser tóxica, pero dice mucho de lo que siente.

5. Le encanta tocarte. No tiene que ser de forma sexual, al menos no necesariamente. Pero si realmente le gustas a alguien, el contacto físico es casi involuntario.

6. Te pone un apodo cariñoso. Los apodos son una forma fantástica de mostrar las emociones. Son asociaciones de un sentimiento o de una sensación placentera. Así que, si te dice cariño, peque, o bombón, considérate un pequeño y delicioso chocolate.

7. Parece tu cumpleaños todos los días. Es probablemente una de las más obvias, pero si recibes detallitos y demás, es evidente que tienes a alguien pensando en ti muchas horas al día.

9. Presta atención a tus necesidades. Se hace aún más evidente cuando estás en un grupo de amigos. Si te dedica especial atención, en ocasiones más que a sus propios amigos y amigas, es una muy buena señal.

10. Atento/a a sus amistades. Si te dicen cosas como: "Hemos oído mucho de ti" o "Oh, es genial conocerte, al fin", e incluso cuando se empieza a contar una historia acerca de vosotros: "Ah, ya sabemos... ya nos dijo que...", es evidente que esa persona se pasa el día hablando de ti. Al parecer, eres su tema de conversación favorito.

Cédito imagen: José Afterol