Los increíbles beneficios del sexo sin penetración

Disfruta de una mayor espontaneidad y de una mayor liberación frente a las expectativas

Ponte en situación: ayer quedaste con un crush de Tinder con el que llevabas hablando más de una semana y tu mejor amigx se muere de ganas por saber si terminasteis en la cama teniendo sexo como animales. ¿Tu respuesta? "No, o sea, hicimos cositas, pero sexo como tal no". ¿En serio? Todavía sobrevive esa imagen de la penetración como culmen de la sexualidad. Como si los besos, las caricias, el sexo manual o el sexo oral fueran insuficientes e incompletos sin el tradicional mete-saca. Y no solo es una idea errónea. Según cuentan desde el medio Poosh, es una actitud que está privándote de los increíbles beneficios del sexo sin penetración.

Las dificultades del clímax

¿Pero cuáles son exactamente? Uno muy importante es la eliminación de las expectativas del orgasmo coital. Como explican en este mismo medio, basándose en las enseñanzas de la experta Liz Goldwyn, autora del podcast The Sex Ed, "la mayoría de las veces, esa expectativa ejerce presión, agrega una capa adicional de estrés y, por tanto, aumenta el desafío de alcanzarlo". Especialmente en el caso de las mujeres, puesto que muchas encuentran bastantes dificultades para llegar al clímax a través de la penetración. Jugar con las manos o la lengua, sin expectativas ni aspiraciones, solo por diversión, puede ser extremadamente liberador.

Además, considerar la penetración como el escalón último al que debes acudir para saciar tu libido te lleva a precipitarte en ocasiones. En ese sentido, señalan desde Poosh, "te pierdes la oportunidad de ver qué tipo de cosas excitan a tu pareja y de construir una tensión sexual duradera". Piénsalo. Puedes besarle el cuello y masturbarle descuidadamente en el sofá mientras veis una película y ponerle a mil o puedes saltar directamente encima para descargarte. Lo primero, la cocción a fuego lento a lo largo de los días, os calentará mucho más. Los polvos relámpagos están bien a veces. Pero prueba a tomártelo con más calma.

Qué beneficios hay

Por otro lado, el que cualquier acción sexual conduzca a la penetración puede hacer que juguéis menos. Si tu no estás en el mood de penetrar o ser penetradx, puede que no des bola a las caricias y provocaciones de tu pareja. Pero si estuvieras libre de esa presión, si supieras que puedes dejarte besar y tocar, o hacerlo tú, sin la necesidad de acabar haciendo el misionero, no pondrías tantas barreras. En ese sentido, con el sexo sin penetración ganas en intimidad, en conexión y en cariño. Todo esto, agregan los expertos, "puede hacernos sentir valorados, amados y más abiertos". Estaréis más unidos que nunca. Más espontáneos.

Estos beneficios son particularmente evidentes en las parejas. Sin embargo, el sexo sin penetración también puede ofrecerte mucho cuando tienes sexo con desconocidxs o conocidxs no tan conocidxs. En concreto, esa actitud puede "reducir enormemente el riesgo de embarazo y de transmisión de ITS, dependiendo de lo que hagas". Ah, y también puede generar dinámicas saludables de poder: ambos tenéis comportamientos sexuales diversos que encienden a la otra persona, pero sin permitir llegar hasta la penetración. Al menos hasta que decidáis que sí. Mientras tanto, todo es misterio, curiosidad y deseo. No pierdes nada por probarlo.