Hemos ido a un sex shop a preguntar qué compran los hombres

Parece que los sex-shops o tiendas eróticas estén pensadas para el placer femenino exclusivamente. Y en parte, es genial, porque significa que estamos en plena revolución sexual y que las mujeres, por fin, estamos aceptando que la masturbación no es negativa y que el placer está al alcance de todos. Pero, es cierto que entre tanto vibrador y tanta lencería, cuesta un poco averiguar qué es lo que compran los hombres en los sex-shops.

Años atrás, la pregunta tenía una respuesta clarísima: porno. No obstante, ahora que podemos acceder al cine para adultos con tan solo un click, ¿qué buscan los hombres en dichas tiendas? Hemos ido hasta la tienda de Amantis, en Barcelona, y hemos hablado con su responsable de comunicación, Marta Molas.

Los perfiles por excelencia

Para empezar, Molas explica que hay diferentes perfiles de hombres que entran en la tienda. "Está el típico hombre que no pregunta y va directo a la zona 'oscura'. Suele ser conservador, con una edad entre los 30 a los 90 años. Normalmente compra productos como fleshlightspero si tiene dinero suele optar por un culo de silicona", explica. Después está el típico hombre que viene a pasárselo bien. "Suelen venir buscando productos para una fiesta de jubilación. Viene con amigos y, en este caso, el producto estrella está claro: la muñeca hinchable", comenta entre risas Marta.

"Otro perfil es el hombre heterosexual que busca algo para innovar. Son jovencitos, pueden venir solos o con su novia y, sobre todo, se centran en productos para practicar el sexo anal, pero no para ellos, sino para penetrar a su pareja. Intento explicarles que el sexo anal es unisex pero se suelen asustar y te sueltan un rotundo 'no'", afirma.

Pero, ¿qué productos se suelen llevar para jugar en pareja? Una pregunta para la que Marta no tiene dudas: "El anillo vibrador, lubricantes de sabores, las velas de masaje, las balas vibradoras con mando (el mando a distancia les da poder a ellos y eso les mola mucho); y en un momento dado, la lencería, suelen ser los productos hits para parejas heterosexuales. Pero la estrella, sin duda, es el vibrador que puedes utilizar mientras haces el amor, como el WeVibe, por ejemplo".

Pastillas, preservativos y pornografía

En el tiempo transcurrido desde el inicio de la entrevista, han entrado ya tres hombres, dos solos y uno con su pareja. ¿Vienen más solos o acompañados? "Depende", comenta Marta. "Hay hombres que vienen a buscar lo que ya conocen y lo tienen muy claro. En este caso, vienen siempre solos. Los que buscan cositas para romper con la monotonía suelen venir en pareja y, en ocasiones, son arrastrados por su pareja. Las mujeres últimamente tienen muchas ganas de explorar y de saber", añade.

Llegados a este punto, me comenta el éxito de los productos más enfocados al público masculino como las pastillas potenciadoras de la erección: "Algunos piden una marca en concreta y otros preguntan por todo y dan muchos rodeos hasta que al final, entiendes por lo que está preguntando".

En cuanto a la pornografía, todavía se siguen vendiendo los DVDs y tienen una pequeña sección donde encuentras de todo tipo. Finalmente, hablamos de preservativos y de las tallas. ¿Sienten vergüenza por su tamaño? "Las marcas que compran suelen ser las dos marcas por excelencia que se venden aquí en España, pero hay algunos que preguntan o piden consejo. Con las tallas, a veces les da vergüenza. Había un chico que venía y preguntaba por la talla más grande del MySize (marca preservativos por tallaje). Equivale a unos 22.5 cm y unos 69mm de circunferencia. Y él estaba súper abochornado, como si tuviese gigantismo", recuerda Marta.

Acabamos la entrevista rodeadas de vibradores y mordazas, charlando sobre sexualidad, talleres y viajes. Por entonces, en la tienda se han visto más hombres que mujeres. Quizás es casualidad. O causalidad, quién sabe.