No Es Verdad Que Los Hombres Teman A Las Mujeres Independientes

Hay quien dice que los hombres tememos a las mujeres independientes. También existe el tópico de que no aguantamos que cobren más que nosotros (si fuera verdad yo lo tendría muy difícil para encontrar a alguien). Ojo, hay que saber distinguir entre tu pareja independiente y aquella novia que no ves hace tres semanas y eso que es tu vecina, o entre tu pareja independiente y alguien que pasa de tu cara. Sean meros tópicos o una realidad contrastada lo que se anda diciendo sobre las personas independientes y el miedo a tenerlas como pareja, tenemos varios motivos por los que deberías aspirar a encontrar una pareja que tenga independencia. Sea hombre o mujer, aquí van algunas ventajas:

Tienen más cosas que contar

Una persona que no vive por y para ti tendrá mil cosas para contarte cundo llegue a casa, después de estar con sus amigos o de jugar a fútbol o a pelota vasca o de tocar el piano o el ukelele o de estudiar arameo o de salvar al mundo de una Tercera Guerra Mundial (ok, tampoco hace falta que te eches de novio a James Bond). Es realmente aburrido estar con alguien que vive por y para ti, te retransmite su vida insulsa por Whatsapp y aún pide que le cuentes tú la tuya aunque te sea muy difícil porque, joder, cuesta mucho estar viviendo y contándolo a la vez.


Suelen ser menos controladores

El tema de los celos y el control de la pareja es un bucle sin fin. Cuanto más celosa y controladora sea tu pareja, más te agobiará y te hará querer escapar y, probablemente, eso te hará desear a otras u otros con más fuerza y eso al mismo tiempo alimentará sus celos, porque es controlador pero no tonto y se te ve a la legua, piltrafilla (¿esta palabra queda muy antigua?). Decía que una persona independiente tiene muchas cosas más interesantes que hacer y pensar antes de ponerse a desconfiar de aquel pibón que has agregado al Facebook o qué estabas haciendo durante aquellos cinco minutos que pasaste sin responder al Whatsapp después de leer el mensaje con doble-check azul y todo.

Tal vez entre el café con sus amigos del doctorado y la cerveza con su ex colega de trabajo que ha vuelto de Asturias o bien entre la práctica de yoga y el 'spinning', tal vez ahí, a lo mejor, se cuela un "¿Qué tal, amor?" que valdrá su precio en oro. Y hasta entonces, podrás hacer tu vida libremente y sin sentir la presión y la culpa de estar haciendo mal por no estar retransmitiendo tu vida en 'streaming' a otra persona.


Su tiempo vale oro

Es verdad que tiene su gracia eso de pasar un montón de horas con alguien durante días porque tenéis tiempo para estar juntos y daros cariño, sexo, atención y lo que haga falta... Pero cuando alguien está siempre disponible para ti y no existe ningún tipo de impedimento para que hagas 'chas' y aparezca a tu lado, como decía la canción, la cosa pierde un poquillo la gracia. Ahora bien, aquella persona que tiene centenares de cosas en su cabeza y otras tantas ocupaciones, cuando llega a tu casa tendrás la sensación de que la mismísima reina de Inglaterra te ha hecho un hueco en su agenda y te sentirás el ser más afortunado del mundo.


En verdad no puedes elegir

Bueno, va, de acuerdo, tal vez todas estas ventajas que te acabo de exponer son fucking bullshit en la vida real, en la que muchas veces cuando estás 'bobaliconamente' enamorado lo único que quieres es estar 24 horas con la persona que amas. Pero por si no te has dado cuenta a estas alturas, yo te lo cuento: es casi imposible elegir a qué tipo de persona amar, así que si te toca una que es tan independiente que tiene hasta un Estado propio, mejor ver las cosas buenas y aprovecharlas que estar fustigándote el día entero porque no la ves, ¿no?

via GIPHY