Guía definitiva para adelgazar practicando el sexo

Asqueado de ver tanto postureo en Instagram, tanto batido verde por Pinterest y tantas (en serio, TANTAS) rutinas de ejercicio en Youtube, puede que hayas decidido buscar un ejercicio que te motivara. Entonces te remontas a la mítica dieta con la que tantas veces has bromeado que nunca has cumplido. Sí, es ella, la inigualable, la inimitable, la fabulosa: dieta del cucurucho (comer poco y follar mucho).

Contando las calorías cuando follamos

Para iniciarse en este deporte tan particular, tenemos que empezar a contar las calorías y ser conscientes de cuánto quemamos cuando durante el sexo. En ello pensó Richard Smith cuando escribió su libro, Cómo adelgazar follando, que se convirtió en un best-seller mundial. En su interior, podemos encontrar un detallado –y humorístico– recuento de las calorías que quemamos cuando hacemos varias prácticas, así como las calorías que ingerimos con según qué tipo de comidas (o sea, alimentos, eh).

Por ejemplo, en el libro se recoge cuántas calorías se queman cuando tenemos que mantener una erección. En este caso, si la mantiene el hombre son 4 kcal, pero si lo hace la mujer son 163 kcal. Y añade, "algunos hombres consideran que es responsabilidad de la mujer y se limitan a permanecer tendidos, esperando a que suceda algo. Dicha actitud favorece a la mujer, pues luchar contra la gravedad le permite quemar un montón de calorías.

El consumo medio calórico se encuentra en 85 kcal. Aunque son ellos, los que suelen gastar más que ellas, en concreto, 101 kcal frente a 69 kcal; según un estudio realizado por un equipo de investigadores y publicado en Plos Journals. Es decir, una media de 4,2 kcal /min para los hombres y 3,1 kcal/min para las mujeres. "Sin embargo, el nivel de intensidad durante la actividad sexual representó más de dos tercios de la intensidad del ejercicio en la cinta. Tomados en conjunto, estos resultados sugieren que la actividad sexual puede considerarse, a veces, como un ejercicio significativo", recoge el estudio.

Vale, pero, ¿cuántas calorías consumimos en el sexo oral? Durante una felación de 30 minutos de duración se queman más de 100 kcal. Lo que equivaldría a estar 35 minutos caminando o corriendo en la cinta durante 15 minutos, según recoge el medio DailyStar. Si traducimos todo esto en las calorías que ingerimos, para quemar una Coca-Cola tenemos que estar 45 minutos felando. Y para un Big Mac, ojo al dato, 2 horas y 40 minutos.

Posturas para ejercitar el cuerpo

Si queremos perder peso mientras follamos, es imprescindible probar nuevas posturas e intentar ejercitar al máximo los músculos mientras disfrutamos. Puede que te estalle el cerebro mientras intentas procesar el dolor que sentirás en tus piernas y el gustito que te ofrecen tus genitales. Si asumes esa consecuencia, aquí tienes las siete posturas que ayudan a quemar más calorías según un estudio que pidió Khloé Kardashian a sus asesores.

  1. El misionero. La postura sexual por excelencia hace que sea el hombre quien queme más calorías. Ellos queman 100 kcal mientras que las mujeres solo 40 kcal.
  2. El perrito. Es una postura ideal para trabajar la fuerza de los brazos y los abdominales. Se queman unas 50 kcal.
  3. De pie. Esta postura resulta maravillosa para ejercitar las piernas y, en general, todo el cuerpo. Según dicen se queman 60 kcal.
  4. El puente. No es una postura para todos, según Khloé, pero sirve para quemar muchas calorías. La chica se pone haciendo el puente mientras el chico la penetra. Sirve para ejercitar brazos, glúteos y abdominales. Se queman 100 kcal.
  5. La flor de loto. Es una postura muy conocida en el Tantra y que ofrece una penetración profunda y un contacto directo con tu pareja. En esta postura se trabajan principalmente los glúteos y se queman unas 40 kcal.
  6. La espalda. Esta es la mejor postura para ejercitar el cuerpo. La mujer coloca sus pies en los hombros del hombre, tumbándose boca arriba. El hombre levanta la cadera de ella para poder penetrarla. Según el estudio, se queman 200 kcal con esta postura, o en otras palabras, unas 71 kcal / minuto.
  7. Cowgirl invertido. La clásica postura de la chica encima del chico, pero al revés, dando la espalda a la pareja. Con esta postura, se queman 75 kcal.

No tenemos excusas para empezar a cuidarnos y a follar por doquier. Vamos a olvidarnos del yoga, del running y derivados y empecemos a quemar calorías mientras conseguimos orgasmos. ¿Existe acaso mejor combinación?