Gracias A Todos Mis Ex Por Hacerme Ser Quien Soy

Hoy quiero escribirle a mi pareja una carta abierta para que todos mis ex lo sepan. Quiero decirte que deberías hacerle un regalo a cada uno de ellos, porque gracias a sus errores y aciertos, a mis errores y aciertos, al amor y al desamor que vivimos, hoy soy quien soy, esa persona de la que te has enamorado. Si no hubiera vivido todas esas historias, seguramente habría muchas cualidades que ahora no tendría, o lecciones aprendidas que me habría tocado aprender contigo. Ellos, en realidad, nos han librado de muchas discusiones. Ellos, todos y cada uno de mis ex, te dejaron mucho trabajo hecho, porque fueron mis cobayas, mi experimento, mi entrenamiento para estar a tu lado.

Te quiero exponer una lista de todo lo que me han enseñado mis ex, para que entiendas hasta qué punto les debes un regalo, y también se la dirijo a todos los que estén cometiendo el error de pensar que el dolor no sirvió para nada. El dolor de una relación rota, una historia mal acabada, las discusiones... Qué caro es el dolor cuando no aprendemos de él. A menudo hace que lo volvamos a cometer una y otra vez. Por eso merece la pena repasar lo que hemos aprendido, lo que cada una de las historias vividas nos ha regalado para vivir mejor lo que quede del camino.

14 lecciones que aprendí de mis Ex

1. Perdonar es fácil cuando quieres a alguien, pero la confianza que se quiebra no se arregla fácilmente.

2. Ponerle nombre a las cosas puede parecer algo simplista, pero lo facilita mucho todo.

3. De amor nadie se muere, aunque a veces te parezca que si termináis se acabará el mundo.

4. Nadie te querrá más de lo que tú te quieras, así que quiérete mucho y disfruta de la soledad.

5. Si te trata bien a ti pero tiene problemas con todo el mundo, recuerda que tarde o temprano tú serás todo el mundo.

6. No existen las medias naranjas, sino las macedonias: para ser completo no necesitas a nadie.

7. Si alguien no es feliz a tu lado, es mejor dejarle ir.

8. Hay heridas que solo cura el tiempo, pero no un polvo de una noche ni el hombro de alguien para llorar.

9. Más vale que aceptes a la persona con todo su "pack", incluida su familia, amigos, aficiones... porque nadie aguanta mucho tiempo siendo infiel a sí mismo.

10. No aprender a tiempo a decir 'no' te puede salir muy caro.

11. El amor de verdad no se encuentra, se trabaja.

12. Alguien puede tener complicidad contigo, pero eso no significa que vaya a entenderte en todo, porque nunca será tú.

13. Siempre es mejor que te necesiten porque te quieren que al contrario: que te quieran porque te necesiten.

14. Las relaciones son como las lentejas: o las tomas o las dejas. No sirve de nada pedir peras al olmo; querer que alguien diga, haga o sea algo que no es.