¿Por qué los famosos son más infieles a sus parejas?

No es que la gente común tenga un mayor sentido del compromiso, pero es un evidencia que por lo general son bastante más fieles que el famoso medio

Sin tener que hacer un ejercicio de memoria demasiado importante, a todos nos viene a la cabeza casos de famosos que han sido infieles a sus parejas o que han ido saltando de pareja en pareja como las abejas lo hacen de flor en flor. Desde Jude Law hasta Bill Clinton, pasando por Tiger Woods o Hugh Grant, y todos los famosos que no han sido pillados por las revistas del corazón que, precisamente, existen en gran medida gracias a sus líos amorosos.

Pero, ¿por qué los famosos son más infieles a sus parejas que la gente común como nosotros? Según el doctor en Psicología Gary W. Lewandowski Jr., que escribe en el portal Psychology Today, es muy fácil. Tienen más oportunidades y si deciden ser infieles o dejarlo siempre tienen donde caer, ya que lo tienen mucho más fácil para encontrar a otra persona con la que se encuentren bien.

Los famosos, seguramente por su atractivo físico, dinero, poder, fama, notoriedad o alguna combinación de los mismos, tienen lo que se llama un ‘alto valor de pareja’. Es decir, que mucha gente quiere tener, como mínimo, líos con dichos personajes públicos y, por lo tanto, tienen muchas más oportunidades para acabar cayendo en la infidelidad. Está claro que un famoso tiene que tener mucho más claro que no quiere engañar a su pareja que una persona común.

Además, el hecho que los famosos tengan muchas alternativas puede hacer que se sientan mucho menos interdependientes de la persona con quien mantienen una relación. Y, a la vez, aún que la relación sea fantástica, las mismas alternativas que puede barajar un famoso pueden acabar haciendo mella y socavar el compromiso.

Así que, lo sentimos, aún que nuestra envidia a veces nos impulse a sentirnos superiores delante de todos los líos amorosos que rodean la vida de los famosos, nosotros no tenemos una moral más alta o somos más fieles que ellos, sino que simplemente en general no tenemos las mismas tentaciones y oportunidades.

Sin embargo, está claro que hay algunas celebridades que se mantienen fieles y no cambian (o al menos no muy a menudo) de relación sentimental. Los que verdaderamente están bien con su pareja, sencillamente, niegan todas las alternativas que se le presentan o que se le podrían presentar y, según el profesor Lewandowski, encuentran pegas a todos los potenciales líos amorosos para autoconvencerse que vale más priorizar el compromiso y la estabilidad que tienen con su pareja que acabar en la cama de un tercero o empezar una nueva relación.

En conclusión, que una persona tenga más oportunidades de alta calidad que otra no quiere decir, por supuesto, que vaya a ser infiel. Simplemente puede caer más fácilmente en la tentación y debe tener las cosas claras. Concretamente cuando la relación pasa por un mal momento o no es del todo satisfactoria.