Dos expertas dicen si lo vuestro puede volver a funcionar después de haber roto tantas veces

Todos hemos tenido una relación de esas que se convierten en espirales destructivas. No estáis bien juntos, pero tampoco separados. Volvéis y os sentís aliviados, pero la sensación de euforia no dura mucho hasta que se desata la tragedia de nuevo. ¿De verdad hay alguna forma de que lo vuestro vuelva a funcionar después de haber pasado por todo esto? Si no es así, ¿por qué no podéis dejarlo estar definitivamente? Pues, aunque normalmente te diríamos que el maldito amor romántico está demasiado implantado en tu cabeza y que no te deja ver que eso de 'hay que luchar hasta el final', a veces (muchas) no es cierto. Pero no te desespereses porque la experta en relaciones, Susan Winter, y la asesora de la web de citas Saw You At Sinai, Lori Salkinponen, ponen sobre la mesa un rayo de esperanza.

Aunque, recordémoslo, cada relación es un mundo y hay un millón de factores que influirán sobre vuestro futuro personal y en común, hay uno que Susan Winter destaca por encima del resto: pasar tiempo separados. Esto de romper y volver al día siguiente no os está yendo bien porque no os dais tiempo para pensar en qué habéis hecho mal. Si las dos personas implicadas han "hecho sus ajustes individuales para convertirse en mejores versiones de sí mismos, la posibilidad de reconectarse (y redescubrir el amor) está a su favor", dijo Winter al medio Elite Daily.

Por otro lado, algo fundamental para que una relación funcione es encontrar el momento oportuno para ello. ¿Cuántas veces has pensado que si la situación personal o laboral de uno u otro fuera distinta lo vuestro iría sobre ruedas? Pues, aunque los hay que consiguen que sus relaciones a distancia tengan éxito, seguramente os iría mejor si estuvierais en la misma ciudad o si cambiaras ese trabajo que absorbe todo tu tiempo por otro que te permitiera pasar tiempo con tu pareja.

"Conozco a varias parejas felizmente casadas que se conocieron varios años antes de cuando comenzaron a salir, pero debido a dónde estaban geográficamente o emocionalmente en sus vidas, simplemente no podían estar juntos. Después de algunos años y algunos cambios geográficos y profesionales y de crecimiento emocional, las relaciones funcionaron maravillosamente", asegura Salkinponen a Elite Daily.

Si la situación os está afectando demasiado, romper y retomar el contacto dentro de unos meses podría ser la mejor solución a la crisis que vivís. No se trata de convertirse en otra persona para ser como tu pareja quiere que seas, sino de pasar un tiempo solos y ver cómo podéis mejorar individualmente y en común. Y si al final lo vuestro no tenía que ser, no te tortures, el tiempo invertido en crecer emocionalmente no habrá sido en vano.