El exceso de porno puede destrozar tu vida sexual (solo si eres hombre)

El porno está ahí, a un par de clicks, y tú tienes todo lo necesario para procurarte un momento de placer. Las plataformas gratuitas de vídeo son de acceso libre y, por eso, muchos recurren a ellas para aliviar sus tensiones y disfrutar de un orgasmo de vez en cuando. Pero ahí está el problema, en ese 'de vez en cuando'. Un estudio elaborado por la Asociación Americana de Urología ha constatado que un consumo excesivo puede, si eres hombre, dar al traste con tu vida sexual, fomentando incluso la disfunción eréctil.

El informe, coordinado por el doctor Matthew Christman, ha basado sus conclusiones en dos encuestas. Por un lado, los investigadores pidieron a un grupo de mujeres de entre 20 y 40 años que completasen un cuestionario sobre su relación con el porno. El 40% afirmó que disfrutaban de momentos íntimos al menos una vez por semana, y ninguna presentaba alteración sexual alguna.

Distinto fue el caso de los hombres. De los 312 encuestados, hasta el 20% admitió ver vídeos de contenido sexual de tres a cinco veces por semana, y casi el 4% confesaron que preferían recurrir a ellos antes de mantener relaciones sexuales con sus parejas. Y ese fue el germen de la alarma: los expertos encontraron una correlación entre un consumo 'excesivo' de pornografía y otros problemas como la falta de deseo sexual, la insatisfacción o, incluso, la disfunción eréctil. 

"Las tasas de causas orgánicas de disfunción eréctil en esta franja de edad —de los 20 a los 40 años— son extremadamente bajas, por lo que el aumento de las cifras que hemos encontrado con el tiempo necesitaba ser explicado", contaba Christman, y completaba diciendo que creían "que el uso de la pornografía puede ser una pieza clave en ese rompecabezas".

Tal vez sea porque atribuyes al sexo una elasticidad y explosividad irreal, tan solo propia de los vídeos porno. O porque no estar masturbándote correctamente entraña muchos peligros que ya explicamos en alguna ocasión. Lo cierto es que demasiado sexo en la pantalla puede afectar, y mucho, al sexo que tú practiques, llegando incluso a provocar que dejes de saber hacerlo. La ciencia avisa: antes de encerrarte en tu habitación, tal vez deberías salir a ligar...