Una entrenadora sexual te explica cómo mejorar (y mucho) en la cama

Aunque la mayoría no se atrevan a decirlo, son muchas las personas que no acaban de sentirse 100% satisfechas con su desempeño sexual. Sin embargo, ya sea por la falta de confianza hacia su pareja o porque sus relaciones se producen con distintas personas con las que no existe un lazo más allá de las relaciones esporádicas, sus sentimientos no llegan a aflorar y acaban por provocarles un auténtico bloqueo a la hora de disfrutar plenamente del sexo.

Y es que nadie nace sabiendo y menos cuando se trata de jugar en horizontal. Por eso, la irrupción del sex coach (entrenamiento sexual) en el panorama de nuestro país podría interpretarse como un verdadero paso adelante para acabar con los tabús en torno al sexo y mejorar la vida sexual de quienes tomen la decisión de dejarse aconsejar. Para saber un poco más sobre esta novedosa disciplina hemos contactado a la psicóloga clínica y sexóloga, Gemma Figueras, quien ejerce como coach sexual en el Instituto Barcelona de Sexología.

Resultado de imagen de sexual coach gifCódigo Nuevo: Antes de que nuestra imaginación nos juegue una mala pasada, ¿qué es el coach sexual y para qué sirve?

Gemma Figueras: Un coach sexual es un entrenador personal, un especialista en sexología que te ayudará a mejorar y a aprender sobre los diferentes aspectos de tus relaciones íntimas. No es necesario que sufras ningún tipo de patología o problema para decidirte a consultar. Basta con querer mejorar y tener motivación para realizar cambios así como para disfrutar plenamente de tus encuentros sexuales. El coach te impulsará a conseguirlo a través de ejercicios para conocer mejor tanto tu sexualidad como la de tu pareja, romperá tus mitos, y te ayudará a desenvolverte mejor en el espacio sexual de la pareja, ayudándote a descubrir a qué estímulos eres más o menos sensible.

Al hablar de un ‘entrenador sexual’ muchos piensan en alguien al borde de la cama diciéndote qué debes hacer en el momento del sexo pero, ¿cómo trabaja realmente un coach sexual?

El coaching funciona porque es una preparación, un entrenamiento. Se analiza la situación, se parte de los valores de la persona y se trabaja desde la escucha activa porque cada individuo, o cada pareja, son diferentes y no existe una misma receta que valga para todos. Lo esencial, como sucede también en otros aspectos de la vida, es estar comprometido con el objetivo y el cambio que se desea conseguir. Mediante los ejercicios y su puesta en práctica, el coach te ayudará a ver tus puntos positivos, a potenciarlos y desarrollarlos. Del mismo modo, también detectará tus puntos débiles, lo que debes mejorar y que puede resultarte un freno o una limitación a la hora de tener y mantener relaciones sexuales plenas y satisfactorias.Resultado de imagen de couple bed gif

¿Cuáles son las señales de que necesitas recurrir a un sex coach?

Sentirse con falta de deseo sexual hacia tu pareja o sentirse atrapado en una rutina sexual podrían ser las señales principales para tomar la decisión de consultar a un especialista. Pero no se trata sólo de superar problemas o dificultades, también la necesidad de solicitar ayuda externa puede encauzarse a raíz de las inquietudes por mejorar y conocer mejor la propia sexualidad y la de la pareja. Es preciso aclarar, además, que el coaching sexual no es exclusivo para las personas que tienen pareja y necesitan mejorar la relación entre ellas, sino que también está orientado a aquellas personas que presentan dificultades a la hora de encontrar pareja, seducir a otras personas o de relacionarse a nivel sexual con ellas.

¿Existe un perfil de personas que acuden al servicio?

No existe un perfil tipo. El coaching sexual está pensado tanto para personas que tienen problemas en su vida sentimental y sexual, cómo para todas aquellas que simplemente desean mejorar su sexualidad. Cada persona tiene su propia historia, bagaje sociocultural, sus motivaciones, deseos, diferentes necesidades, etc. No existen estereotipos. 

¿Hay una diferencia clara entre hombres y mujeres a la hora de iniciar el entrenamiento?

Todos sabemos que los hombres y las mujeres perciben el mundo de una manera diferente y que, de hecho, somos biológicamente distintos. Por tanto, las necesidades o motivaciones a nivel sexual que cada uno tiene son diferentes. También influye en cada caso las características de su personalidad, los mitos y tabúes con los que ha convivido, las relaciones que ha tenido anteriormente, etc. Pero, en general, a la hora de iniciar el coaching, tanto hombres como mujeres se predisponen de la misma manera para conseguir el objetivo.

Resultado de imagen de couple bed gif

Quizás sea caer en el cliché pero, ¿se puede fabricar un ‘dios del sexo’ a través del coaching o es más bien una terapia?

El coaching no es terapia, es un entrenamiento, una preparación y se trabaja desde una visión muy distinta a la de una terapia y con técnicas diferentes. Cuando acudes a un coach es porque has encontrado que tienes alguna limitación que te impide desenvolverte como te gustaría o incluso mejorar a nivel sexual. Sería erróneo creer que se puede “fabricar” un dios del sexo, tanto por parte del especialista como por el interesado en acudir a él. Es un proceso de aprendizaje que requiere esfuerzo, compromiso y constancia. La persona que acude al coach sexual lo hace para conseguir un cambio o una mejora en su vida erótica y con el fin último de recuperar una vida sexual satisfactoria.

¿Es un mito, o mejor dicho un error, pensar que existen personas que sobresalen en el sexo y que vale la pena imitar?

Las comparaciones no benefician a nadie. Lo que realmente es un acierto es invertir tiempo en auto-conocerse sexualmente, en prepararse y aprender a potenciar los puntos fuertes para obtener la mejor versión de uno mismo. Porque el objetivo final siempre es conseguir una vida sexual plena y placentera. 

Resultado de imagen de girl couple orgasm gif

Una técnica, lo más sencilla posible, que nos permita a todos mejorar en el sexo.

La técnica más básica para tener sexo placentero es conocer en profundidad lo que a uno le gusta en el terreno de la sexualidad. Comunicárselo a tu pareja sexual antes o durante el momento de intimidad sin tabúes y de forma natural. De la misma manera, interesarse por conocer los deseos del otro y nunca prejuzgar.

¿Cómo pensáis que afectará al sex coach el desarrollo de las nuevas tecnologías?

La manera de relacionarnos ha cambiado con la aparición de las nuevas tecnologías y, del mismo modo, sucede en el plano de lo sexual. Si el desarrollo de nuevas tecnologías ha supuesto nuevas maneras de comunicarnos y establecer redes, también ha generado el acceso a otras prácticas sexuales. Hace tan sólo dos o tres décadas atrás era difícil imaginarnos consultando a un coach sexual y hoy en día es posible acudir a un especialista en sexología sin salir de casa, ya que se puede realizar mediante consulta por videollamada. Por tanto, así como evolucionan otras profesiones, los especialistas en coaching sexual continuaremos haciéndolo, porque es inminente y necesario adaptarse a esos cambios así como incluir la tecnología en el desarrollo de nuestro trabajo.