Dime cómo eres y te diré qué te excita en la cama

Siempre han existido unos botones clave que puedes ir presionando para que la excitación se active, lo que pasa es que quizás no sabes cuáles son

Estás besándote con tu pareja como siempre soléis hacer. Ya sabes qué es lo que viene luego, poco a poco os quitáis la ropa y blablá. Tu mente empieza a viajar por el recorrido porque ya lo conoces, te sabes los pasos y, además, por lo general funcionan. De repente algo ocurre y allí no hay chispa. Parece que no vais al mismo ritmo y algo hace que se vuelva incómodo y hasta con movimientos torpes, ¿qué está pasando? A veces, cuando ya llevas un tiempo con tu pareja, repetir el mismo modus operandi para tener relaciones íntimas, deja de excitar. Y aunque esto no pase, puede que haya ciertos puntos que has pasado por alto y que te ayudarán a que la libido suba. Lo que debes tener en cuenta es qué tipo de excitación le gusta a tu pareja según la inclinación que tenga. Debe quedar claro que todos esos gustos pueden estar combinados entre sí y que no sea uno solo el que excite.

Persona visual

Estas personas son las que se excitan solo utilizando los ojos. Puede haber posturas incómodas pero si tu pareja te ve así le encantará o, incluso, se trata de personas a las que les excita que su pareja se ponga un disfraz. Una fórmula para que tu pareja se excite si es una persona visual es ver pornografía juntxs.

Persona mental

Son personas que son conocidas por ser sapiosexuales. La clásica frase “hacer el amor con las mentes” sería clave para describirlas. Para excitar a esta persona hace falta una conversación, pero quizás no sea hablar de política o de lo mal que está el mundo, debe ser una conversación entre interesante y divertida. Un mix que os deje a punto de caramelo.

Personas y la posesión

Aunque sabemos que la posesión es algo ultra tóxico, es posible que en la intimidad sexual esta fórmula os encienda la entrepierna. Palabras como “eres míx”, “me encanta todo lo que me haces” o “me gusta tal o cual parte de tu cuerpo”, funcionarán para activar la excitación. Suelen ser personas que con las palabras se enciende su deseo.

Personas y el ambiente

Para estas personas lo esencial es el entorno. El contexto es el que causará que haya excitación o no. Pueden ser personas a las que les guste proponer espacios diferentes o probar varios rincones distintos de la casa. Si ves que quizás a tu pareja le cuesta salir de los clásicos espacios de siempre, puede ser buena idea que tú tomes la iniciativa.

Para conocer cómo es tu pareja y qué le gusta o qué le excita es ideal que os comuniquéis. Obviamente no tiene que ser a modo de interrogatorio ni que sea algo incómodo. Si resulta que estáis compartiendo un momento íntimo puedes empezar hablando de lo que te gusta a ti y esto generará el espacio para que la otra persona también se abra contigo. Descubriréis muchas cosas nuevas y muy positivas para vuestra vida sexual.