De La A Hasta La Z: El Diccionario Para Curar El Corazón Después De Una Ruptura

Se ha acabado. El amor, decimos. Se ha roto de tanto usarlo o de usarlo poco o, más bien, nada. La cuestión es que ahí estás tú sin saber por dónde te da el aire, enfrentándote a un universo de sensaciones nuevas, un cúmulo de subidones y bajones emocionales y con nuevos actores y escenarios ocupando y desocupando tu vida tras la ruptura.

Por eso, porque te vemos más perdido que un pulpo en un garaje, hemos desarrollado un diccionario para que, a modo de manual de instrucciones, puedas descifrar algunos de los episodios a los que te enfrentarás en los próximos meses. ¡Empezamos! Con la A...

Amigos

Esas personas que te van a arropar y que harán piña en torno a ti a pesar de que durante los últimos tiempos los hayas tenido un poquito olvidados porque estabas súper enamorado. Te escucharán, se emborracharán contigo, serán tu apoyo y, sobre todo, si son de los buenos, llegado el momento serán quienes te den un toque para que dejes de compadecerte.


Buenorrismo

Tu nueva religión. Te abrazarás a ella con fe para verte bien y recibir chutes de autoestima cada vez que te mires en el espejo y porque, no nos engañemos, la vanidad nos puede y algún día, cuando estés más animado, esperas volver a pasear tu cuerpo serrano por discotecas, bares, calles, bibliotecas, museos y demás posibles sitios en los que encontrar futuros ligues.


Cabreo

Es una de las fases por las que toda persona pasa tras una ruptura. Concretamente, la segunda. Lo explica la psicóloga y terapeuta sexual y de pareja Ana Sierra en El Mundo. "Se buscan las razones de lo ocurrido, tanto en ti (qué habré hecho mal) como en la otra persona". Enfado con tu ex, contigo mismo y con el mundo si hace falta. Vamos, una rebelión en toda regla.


Dignidad

La tuya. No la pierdas. No te enfades con la gente de la letra A cuando no te dejen escribir Whatsapps de borrachera a las 3 de la mañana. Sugerimos no buscar excusas tontas que justifiquen esa última (porque juras que será la última) llamada y pensar en cómo te sentirás cuando veas que has vuelto a sucumbir.


Evolucionar

Avanzar hacia el tipo de persona que queremos ser. Alejarnos del drama que suele acompañar a cualquier ruptura e intentar reflexionar no sólo sobre cómo gestionamos la relación y su final, sino también sobre cómo queremos encarar la vida y las nuevas oportunidades que se abren ante nosotros.


Follar

Volver a hacerlo de nuevo. Juntar tu cuerpo con el de otra persona diferente a con quien lo venías haciendo durante los últimos meses o años. Probablemente, te debatas entre unas ganas locas de descubrir otras pieles y un pavor absoluto a enfrentarte a ello. La pereza ante la posibilidad de conocer a otra gente jugará un papel determinante.


Gimnasio

El templo en el que comenzarás a pasar buena parte de tu tiempo libre cuando abraces el buenorrismo y, sobre todo, cuando descubras el bien que te hace segregar endorfinas.


Hoy

El día en el que tienes que hacer o retomar todos esos planes y asuntos pendientes que has ido posponiendo con la excusa de tu bajón generalizado.


Idealizar

Según la RAE, "elevar las cosas sobre la realidad sensible por medio de la inteligencia o la fantasía". Es decir, aquello que tienes que evitar hacer con la relación que acabas de terminar y la persona con quien la compartías. Repite con nosotros: "no todo era bueno, si no, no se habría acabado".


Juventud

El momento de la vida en el que nos encontramos, la etapa en la que, como todo el mundo dice, tenemos que comernos el mundo. Así que utiliza toda esa energía que se supone que tienes escondida en algún sitio y ponte las pilas.


Karaoke

Como terapia no tiene precio. ¿Has probado a ir con un grupo de amigos y desgañitarte cantando algún éxito de Camela? Recuperarás la letra R.


Luto

Período en el que uno asume que la relación murió, se regodea en los recuerdos, disecciona las últimas conversaciones y analiza cada momento tratando de entender lo ocurrido para, finalmente, dejarla ir y seguir con su vida. No hay un tiempo definido, varía en función de cada persona.


Mañana

Como sinónimo de futuro, de camino por recorrer, de nuevas oportunidades y de experiencias que vivir. No se acepta como excusas para procrastinar y no cumplir con lo señalado en la letra H.


Nunca

Adverbio de tiempo que de repente inundará tu vocabulario. Ejemplos: nunca me voy a volver a enamorar, nunca voy a volver a confiar en nadie, nunca me voy a volver a abrir tanto con nadie... Y así, ad infinitum. Es inútil. No gastes energía. En algún momento, todos esos nunca se repetirán.


Ñoño

Tu estado de ánimo durante unos meses. No te extrañes si te emocionas viendo cualquier serie de televisión o si un día te descubres buscando en YouTube vídeos de bebés amorosos o gatitos graciosos.


Observar

Mirar a tu alrededor, ver lo que pasa, ser consciente de ello y entender cómo te afecta. Mirar para reflexionar y, a continuación, analizar tus reacciones ante lo que ocurre. Importante en cualquier momento de tu vida, no sólo en este.


Pena

Un sentimiento como cualquier otro, pero que socialmente se vive como algo negativo. Asúmelo estarás triste una temporada. No pasa nada. Te estás desprendiendo de alguien que fue muy importante en tu vida y tienes que liberar cierto tipo de emociones. Recuerda, todo pasa. Y si no, mira la letra R.


Quejarse

Verlo todo de color negro, que no te guste nada de lo que te rodea y expresarlo en voz alta. Además, es muy probable que no te animes a hacer nada para cambiarlo. Dada tu situación, es probable que tus amigos aguanten esa actitud durante una temporada. Pero recuerda que el comodín de la queja no es eterno.


Risa

Como explica la RAE, es ese "movimiento de la boca y otras partes del rostro, que demuestra alegría". Probablemente hace mucho que no la usas. Sin embargo, el día menos pensado te verás tronchado por los suelos y con lágrimas en los ojos, sorprendido de cuánto hacía que no te reías así, a carcajadas, con uno de esos ataques en los que acabas con dolor de tripa y que tan bien sientan.


Soltería

Tu nuevo estado. Has entrado en el universo single, como se ha puesto de moda llamarlo por eso de que suene más cool. Tú contra el mundo o con él, depende del día. Y, aunque la publicidad y muchas situaciones se empeñen en intentar poner el mundo a los pies de las parejas, nosotros rompemos una lanza por esa gente que va sola a comer, a ver una película, de compras, a un concierto, de viaje...


Tinder

La aplicación de ligoteo por excelencia. Aunque al principio te muestres reacio a 'ese tipo de cosas', lo más seguro es que acabes claudicando, descargándotela e instalándotela ante la insistencia de mucha gente de tu entorno. Estira tu dedo índice y comienza a ensayar el movimiento en diagonal que caracteriza a todas las personas que pasan fotos distraídas en el metro.


Ubicarse

Saber dónde se encuentra uno. En este caso, en qué momento de su vida y saber hacia dónde tiene que ir. Es probable que ahora andes con la brújula como loca, pero poco a poco irás poniendo cada cosa en su sitio.


Viaje

Vete. Unos días. Unas horas. 48 horas son suficientes. Solo o acompañado. Pero que te dé el aire. Alejarse como vía para tener perspectiva, ver las cosas con más claridad, abrir la mente, coger impulso y seguir hacia delante.


Wifi

Imprescindible en tu vida si te haces un perfil en Tinder.


X?

Será lo que respondas muchas veces a tus amigos y familiares por Whatsapp cuando después de despediros te pregunten si de verdad estás bien. "Sí, x?". No lo intentes, saben que mientes.


Yo

Me, mí, conmigo. Vuélvete un poquito egoísta y piensa más en ti. Dedícate tiempo a ti y a hacer las cosas que te gustan. Haz caso a lo que te pida el cuerpo. Si lo que te apetece es pasarte la noche viendo pelis con una buena cerveza o copa de vino, ¡adelante!


Zombi

Tu estado durante los primeros días tras la ruptura. No te preocupes, los de la A están ahí.

Foto: Nicholas Pomeroy