Cómo la descripción y la foto de tu perfil son vitales para conseguir una cita en Badoo

CONTENIDO PATROCINADO

Sonríe. Nunca antes, en ningún otro periodo de la historia de la humanidad, había sido tan sencillo  eso de ligar. Internet, antiguo rincón de ligue de tímidos y tímidas, es ahora una selva frondosa y exuberante de personas tratando de conectar entre sí, con aplicaciones como Badoo como entorno predilecto de tanteo. Porque a pesar de que es la app más grande del mundo y que en ella ya hay  registradas más de 365 millones de personas, dar con la persona adecuada parece fácil…

Pero no lo es tanto.

Si te haces preguntas sobre por qué no triunfas tanto como te gustaría en Badoo, tal vez haya llegado la hora de plantearse cosas. Por eso varios expertos te dan consejos para que disfrutes plenamente de esta nueva era de interacción eroticoromántica:

La fotografía: pasaporte a la gloria o al olvido

Aparquemos la hipocresía: el impacto visual es fundamental. Lo es ahí afuera, en calles y discotecas, y lo es por supuesto en cualquier plataforma digital, mucho más si hablamos de una app de ligue como Badoo. Quizá, a falta de elementos de comunicación no verbal como la forma de movernos, los gestos o el tono de voz, el aspecto físico sea incluso más trascendental. El todo o nada, la gran mayoría de ocasiones, se juega a dos o tres cartas en forma de fotografías. Por eso surgen con frecuencia estudios que analizan científicamente cómo deben ser las imágenes para que lluevan las conexiones. Según un estudio, las fotografías deben exhibir un lenguaje corporal amplio: torso recto, cabeza alta y miembros estirados.

Para Mitch, love coachla clave está en el valor añadido y no tanto en la técnica: "Con una foto de nuestra cara sobre un fondo plano solo jugamos una carta, así que salvo que nuestros rostros y cuerpos estén cincelados por alguna diosa griega, las posibilidades de éxito se reducirán considerablemente. Lo ideal es una fotografía que nos muestre realizando una actividad y donde aparezcan más elementos que favorezcan la empatía y la conexión. Si tienes perro, sácalo contigo. Si te gusta la montaña, hazte una foto sobre una roca. Transmite cercanía y humanidad". En esa línea, los de Seducción Práctica abogan por "evitar las fotografías excesivamente forzadas o premeditadas". Lo importante, recalcan, es proyectar una sensación de naturalidad.

La descripción: el comodín

Como explica Mitch, ante la inmensa cantidad de personas con las que competimos, la selección empieza con un filtrado visual. Por eso, que alguien eche un ojo a nuestra descripción es consecuencia, la gran mayoría de veces, de que nuestra fotografía haya captado previamente la atención. Pero que sea un elemento dependiente, ignorado si el factor visual no cautiva, no lo hace menos importante. Después de todo, una buena descripción en tu perfil de Badoo puede marcar la diferencia en caso de duda, razón por la cual algunos pasan tanto tiempo desarrollando descripciones biográficas, culturales o emoticónicas. Compites con millones de usuarios, muestra algo diferente e interesante.

Todas ellas, sin embargo, suelen tener en algo en común: la inmensa mayoría son reflexivas, esto es, se encargan de describirnos a nosotros mismos de una manera o de otra. La descripción se convierte así en un escaparate donde vendernos a los demás. Algo que, no obstante, los coachs de Seducción Práctica señalan como equivocado: "Lo más importante de la descripción es dedicar parte de ella a explicar qué tipo de personas estamos buscando". Esto, explican, además de desmarcarnos del egocentrismo, nos sirve para aumentar la productividad del tiempo que pasamos usando la aplicación. Comprar, en lugar de vender.

Primer mensaje: ¿y ahora qué?

Bien, la mezcla explosiva de fotografía natural y descripción generosa ha surtido efecto: la conexión se ha establecido pero la interacción verbal aún no ha comenzado. Entre nervios, la mente duda entre el escueto 'hola qué tal', alguna frase ingeniosa pero prediseñada que guardas por ahí o un divertido y adorable gif que ablande su corazón. Mitch apuesta por disponer y agitar correctamente los tres ingredientes que considera básicos para disparar la efectividad de un primer acercamieno: originalidad, frescura y sorpresa.

Pero también añaden un elemento esencial a la ecuación: personalización, es decir, que el mensaje haga referencia a algo exclusivo de nuestra potencial pareja. Si por ejemplo queremos ganar confianza y generar curiosidad en la otra persona, lo mejor es que vea que merezca la pena conocerse en persona. Prestar atención a su fotografía de perfil y su descripción y hacer un comentario sobre algún detalle que nos llame la atención nos permitirá despertar el interés al mismo tiempo que nos desmarcamos del resto.

La conversación: donde el todo o nada comienza

Una vez llegados aquí, la defensa de la naturalidad se vuelve aún más necesaria. Las estrategias y las máscaras son elementos abocados al fracaso. Tienen fecha de caducidad. Uno de los problemas más comunes llega cuando intentamos ser y proyectar lo que no somos en realidad, y buscamos gustar a cualquier precio. Aquí van 10 indicaciones para tener éxito en Badoo, sin abadonar la naturalidad.

  1. Sé generoso escuchando y prestando atención.
  2. Sé amable sin resultar condescendiente.
  3. No transmitas necesidad
  4. Hazle sentir importante.
  5. No juzgues, no le conoces.
  6. Si discrepas, hazlo con carácter y determinación. Pero con respeto.
  7. Y cuidado: la falta de comunicación no verbal puede dar lugar a frecuentes malentendidos". Algo que puede verse ligeramente subsanado con el uso de emoticonos, que según una encuesta de la web Singles in America aumenta hasta un 35% las posibilidades de éxito.

Sea como sea, con mayor o menor efectividad, encontrar el amor en Badoo presenta los mismos desafíos que cualquier otro lugar. Al fin y al cabo, no son más que un canal. Uno nuevo, nuestro, con sus propios códigos, ventajas e inconvenientes respecto a la vida real. Pero también uno donde, como en el trabajo o en la calle, nacen nuevas relaciones humanas. Y estas, por mucha técnica o estrategia que pongamos, terminan fluyendo libremente. Así que si quieres conseguir una primera cita, sé tú mismo. Si no funciona, es que no es para ti.

Y tarde o temprano, con tantísimos millones de usuarios que existen en esta plataforma, ya darás en el clavo.