Lo hemos dejado y ahora, ¿cómo repartimos los amigos?

Eres parte de un grupo grande de amigos. Probablemente, comenzó siendo un núcleo más reducido (seis o siete colegas de siempre) pero fue nutriéndose de parejas, compañeros de curro o estudios y, a veces, incluso familia. Y, poco a poco, la pandilla se fue agrandando hasta que se convirtió en esa pequeña gran tribu y, aunque siempre estás más unido a unos que a otros, en realidad, todo el grupo es una red y un refugio. Por eso, cuando surge una pareja dentro de la pandilla, todos los colegas suelen celebrarlo con ilusión. Todos han vivido el tira y afloja, las dudas y la tensión sexual. El inicio de un amor es un triunfo compartido. Pero cuando lo que se sufre es una ruptura, todo el grupo se resiente.

Porque, al final, aunque uno llegara antes que el otro, ambos son amigos y los dos lo están pasando mal. Y, de repente, hacer planes se vuelve algo súper complicado. Vuelve la tensión, pero de un tipo mucho más desagradable. ¿Cómo puede gestionarse una ruptura entre dos integrantes de tu grupo?

Si eres una de las partes implicadas

Si tú eres una de las dos personas que han roto, estarás en un conflicto grande. No quieres ver a tu ex porque estás muy triste y necesitas hacerte a la nueva fase, pero por otra parte necesitas salir y olvidarte. Si estás en esa situación, lo ideal sería que encontraras a dos o tres personas con las que compartir tu dolor y, con el tiempo, intentar reintegrarte al grupo. Lo más difícil es cuando la ruptura ha sido dura y puede achacarse al mal comportamiento de una de las dos partes. Tanto si has sido la persona agraviada como si no, te va a resultar difícil no esperar que tus amigos se posicionen, pero deberías tratar de evitarlo.

amigos codigo nuevo

Ambos miembros de la pareja necesitaréis apoyo y un lugar al que volver cuando pase la marejada, así que lo ideal sería no destrozar el equilibrio del grupo y, sobre todo, no pretender que tomen partido. En el amor, es muy difícil no cagarla. Y, muchas veces, ser ‘el malo’ o ‘la mala’ suele ser mucho más duro que ser la víctima. Así que, aunque te sientas con el derecho a que todo el grupo se ponga de tu parte, es mejor que no lo exijas. Para empezar, porque si tu gente también es amiga de tu ex, vas a pedirles que escojan y seguramente no sean capaces. Para seguir porque, en caso de que consigas que tu versión sea la que prevalezca, vas a ser responsable del aislamiento de una persona que, seguro, también lo está pasando mal.

Si estás viviendo la ruptura desde fuera

Te habrás dado cuenta de que, al romperse la pareja, también se ha tambaleado un poco la estructura grupal. Seguro que te has visto sufriendo al proponer un plan ("¿Invito a los dos? ¿Los invito por separado? ¿No invito a ninguno?"), habrás vivido la incomodidad cuando han coincidido las dos personas y, si prestas hombro a uno de los dos, tendrás un poco la sensación de estar traicionando al otro.

amigos codigo nuevo

Nadie sabe, en realidad, qué pasa dentro de los dormitorios. Por lo general, es difícil que una ruptura sea responsabilidad solo de uno. Pero eso ya lo sabes. Por eso, a menos que siempre hayas sido más amigo de una parte que de otra, tratas de prestar apoyo a tus dos amigos por igual y lo único que esperas es que pase el tiempo para que se aplaquen los ánimos y las cosas vuelvan a ser como siempre. Aunque sepas que algo ha cambiado irremediablemente.

Las rupturas suelen ser difíciles y el grupo de amigos pasará por su propio duelo. Veréis a vuestros amigos con menos frecuencia durante una temporada, porque necesitarán tiempo para lamer sus heridas y recomponerse. Lo importante es que sigáis ahí cuando estén preparados para volver al mundo y que les recordéis de vez en cuando que se les espera. Lo importante es no juzgar y tratar de no posicionarse. Y que, llegado el caso, lo que se reparta sea el tiempo que pasáis con cada uno, pero no las amistades. Porque ellos van a necesitar a cada uno de los integrantes del grupo.