Correrte por penetración es posible con estas tres fórmulas

 Alcanzar el clímax es tanto una cuestión física como psicológica, por ello siempre se puede optar por reforzar nuestros conocimientos sobre la ciencia del placer

Nuestra educación sexual es una basura. Después de todo, hemos crecido viendo películas en las que el sexo era prácticamente perfecto y sumamente placentero desde el segundo uno hasta el apoteósico orgasmo, con clímax simultáneos de ambos participantes en casi todas las ocasiones. Pero eso es una expectativa bastante poco realista. Tan poco realista como todo lo que suele aparecer en el porno. En este sentido, las referencias externas que tenemos son un desastre. Especialmente en relación al placer femenino. Para corregirlo varixs investigadorxs han elaborado una encuesta a más de 3.000 mujeres en los Estados Unidos.

Los resultados, publicados en el medio especializado Plos One, ofrecen una nueva perspectiva acerca de los pequeños detalles que pueden acercar a las mujeres al placer sexual, En concreto, y como asegura la autora de la investigación Christiana von Hippel en Science Alert, "le preguntamos a miles de mujeres qué hacen para experimentar más placer con el sexo con penetración y descubrimos que hay cuatro técnicas que funcionan para la mayoría de las mujeres". Esto es fundamental en un mundo en el que, hasta hace muy poquito, el goce sexual de las mujeres estaba relegado a un segundo plano e incluso al olvido.

1. Pelvis bien orientada

¿Pero cuáles son estas técnicas? La primera de ellas tiene que ver con la pelvis de las propias mujeres. Hasta un 87,5% de ellas declaró acercarse más al orgasmo gracias a la elevación o la rotación de la pelvis. Esto es muy importante en general, pero aún más en aquellas mujeres que tienen dificultades para alcanzar el orgasmo a través de la penetración. Recordemos que, en muchos casos, la estimulación del clítoris es más que necesaria. Sea como sea, conviene probar esta técnica con diferentes posiciones para identificar si eres una de esas mujeres a las que le funciona. El autoconocimiento es la llave del placer. Siempre.

2. Balanceo

La segunda técnica consiste en el balanceo. Concretamente, en balancear el cuerpo para conseguir "que la base del pene (o del juguete) se frote contra el clítoris durante la penetración". Un movimiento que tal y como recoge la citada investigación, resulta efectivo para un 75% de las mujeres encuestadas. Lo bueno es que, además, ambas técnicas pueden combinarse simultáneamente: la elevación de la pelvis y el balanceo de la misma. Una coreografía digna de Shakira, pero cuyo dominio podría aumentar bastante el placer, tanto durante la masturbación como durante el sexo con otras personas. Merece la pena probarlo.

3. Shallowing

En tercer lugar, hasta el 84% de las mujeres que participaron en la encuesta afirmaron disfrutar bastante de una técnica conocida como shallowing, "un toque penetrante hacia el exterior de la vagina", según los expertos de Science Alert. En cuarto y último lugar, un 70% de las mujeres encuestadas afirmaron disfrutar mucho con la estimulación del clítoris mediante un dedo o un juguete mientras se la penetraba. Después de todo, y como apuntábamos antes, el clítoris es el gran protagonista. Dicho esto, y aunque se trata de técnicas  de alta efectividad, cada mujer es completamente diferente y única. No pasa nada si no funcionan.