Conviértete en un dios o diosa del sexo siguiendo el método de la triple G

Se trata de un término en inglés que representa las cualidades que hacen que te transformes en una pareja sexual grandiosa

Dan Savage es columnista, periodista y comentador de radio experto en temas de sexo. Cuando logró hacerse un nombre nació su propia columna Savage Love que se publica en medios diferentes y donde escribe sobre experiencias propias o de otras personas en relación a la sexualidad. En una de ellas habla de las cualidades que forman a una buena pareja sexual, las cuales están representadas por las siglas GGG y que significan, en inglés good, giving y game, lo cual en castellano es “bueno, generoso y juguetón”. Una traducción más directa sería que una buena pareja sexual es una persona que es buena en la cama, generosa dando placer y que está en el juego, abierta a cualquier cosa.

No hace falta hacer un excesivo esfuerzo mental para entender y saber que las personas que tienen más ganas de responder a las necesidades de la pareja agregan más satisfacción dentro de la relación y hacen que la conexión y el vínculo sentimental(y no solo sexual) se refuerce. Dicha motivación, dicha ‘generosidad’, es llamada por los expertos como fuerza comunitaria sexual. Lo que ellos sugieren es que también es placer para unx mismx darle placer a la pareja. El deseo o la voluntad de satisfacer las necesidades sexuales de una pareja incluso cuando son diferentes que las propias, debería hacernos disfrutar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Poner palabras al deseo no siempre es fácil, pero vale la pena intentarlo porque luego todo, como por arte de magia, parece que funciona mucho mejor. ⁠ ⁠ Recuerda siempre que si no compartes algunos de los gustos sexuales de tu pareja, lo mejor es que contestes con frases del tipo “entiendo que para ti eso sea divertido o excitante, pero la verdad es que esa idea no me atrae nada” o “nunca había pensado que podría gustarte eso, así que me alegro de que podamos sincerarnos”. ⁠ ⁠ @doctoraglas nos da la guía definitiva para tener una conversación constructiva y exitante con nuestra pareja. Link en nuestra bio.

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

La triple G representa en su totalidad esta premisa. La buena actitud en la cama se basa en la generosidad y las ganas de estar en el juego responden a esas ganas de hacer realidad las fantasías sexuales de la pareja. A priori pareciera que el placer que sentimos en la cama es el que nos otorgan pero dando y entregando se puede llegar a un punto álgido de placer. Por ejemplo, en los hombres en concreto, cuando son capaces de hacer que su pareja llegue al orgasmo reciben una dosis de motivación y de fuerza que podría hacerles también alcanzar el éxtasis.

Para determinar estas premisas el columnista hizo varias preguntas que quizás también te sirvan para ti mismx: “¿hasta dónde estarías dispuestx a llegar para satisfacer las necesidades sexuales de tu pareja?, ¿qué tanta prioridad tiene para ti satisfacer las necesidades sexuales de tu pareja?, ¿qué tan probable es que sacrifiques tus propias necesidades para satisfacer las de tu pareja?, ¿qué tan feliz te sientes al satisfacer las necesidades sexuales de tu pareja?” 

Muchas de las respuestas dependían de la cantidad de tiempo que llevara cada persona con su pareja, muchas de ellas (las que más tiempo llevaban juntas) descubrieron que a medida que pasaba el tiempo más aumentaba este deseo de satisfacer a la otra persona antes que el propio placer. Lo que Savage determinó con estas respuestas era que hacer esta entrega generosa a la pareja puede hacer que la chispa se mantenga durante mucho tiempo.