Algunos consejos para calmar los nervios antes del sexo cuando llevas mucho sin follar

El sexo es algo que te alegra la vida, pero, eso sí, también puede hacerte temblar las piernas cuando hace mucho que no follas y, por fin, vas a acostarte con esa persona que te encanta tanto tanto. "¿Le gustaré desnud@?" "¿Y si estoy tan nervios@ que no me excito lo suficiente y acaba siendo un desastre?" "A lo mejor le va el sado y no me lo dice para que no salga corriendo". Relax, no desvaríes todavía, todo está controlado. Que sufras de nervios es algo muy normal, e incluso mágico, siempre y cuando no perjudiquen a la normalidad del encuentro. Por eso, ahí va una serie de trucos, prácticas y consejos, para que frenes ese estrés y te dejes llevar.

El primer encuentro

OMG, llegó el día. Sabes que has quedado con esa persona TAN especial (o cualquiera, pero hace mucho que no te pones en esa situación) y que acabaréis teniendo algo más que un par de copas en un bar. No puedes dejar de sentir ese nerviosismo interno y no sabes cómo irá todo. Entonces, será normal que te ataquen los nervios por querer causarle la mejor impresión posible y que terminéis en horizontal (o como veáis, eso ya, a gustos). Lo primero es aumentar la confianza y seguridad en uno mismo: Ponte algo que te haga sentir especial: lencería, camisa, vestido, perfume... Lo que sea. Un amuleto de seducción que siempre utilices, tu arma secreta. Mírate al espejo y acepta tu físico y tu aspecto. La autoestima es fundamental para que puedas disfrutar de un primer encuentro relajado y sin cortes extraños. Y da igual tu peso, tu estatura o el tamaño de tu pene o tus pechos. Lo que importa es tu energía, eso que te hace único. Poténcialo y tenlo siempre presente.

Durante el encuentro no sexual, lo mejor es utilizar el lenguaje no verbal para demostrar tu interés en la otra persona. Tocarse el pelo, el cuello, una mirada felina, un roce de manos o piernas, o tocarle el hombro justamente cuando vas al baño; son señales que dejan claras tus intenciones. El alcohol puede desinhibiros y relajar el ambiente, pero, cuidado, unas copas de más harán que sea más difícil llegar al orgasmo, que cueste conseguir una erección o que os quedéis dormidos en vez de pasar a la acción. Es aconsejable hablar sobre sexo antes de ir a la cama, por ejemplo en el bar. Eso hará que se caldee el ambiente y, además, sabréis lo que os gusta mutuamente (prácticas, fetiches, movimientos, etc), ya sea para bien o para mal (no queremos según qué sorpresas).

Cuando paséis a la acción, disfruta del cuerpo desconocido de la otra persona y deléitate lamiendo, besando y recorriendo cada nuevo rincón. Recuerda que llegar al orgasmo es lo de menos. Disfruta del placer que te ofrece ese instante tan mágico e irrepetible.

Técnicas taoístas para controlar los nervios

Los taoístas eran maestros en el arte de la sexualidad y, por eso, desarrollaron una serie de técnicas para controlar el estrés y el nerviosismo previo a una relación sexual. En este caso, es recomendable hacerlo con tu pareja o con una persona de cierta confianza. Quizás en un primer encuentro, pueda asustar a tu amante, o no.

  • Sincronizad vuestras respiraciones: Sentaos uno frente al otro (también podéis tumbaros), y respirar profundamente de forma conjunta. En breve, se creará un ambiente relajado y erótico que os llevará a una conexión mayor y al mejor de los orgasmos.
  • Cogeos las manos mientras estáis tumbados, uno en frente del otro. Id abriendo y cerrando las palmas, creando un efecto fluido, como un oleaje. Esta práctica se puede mezclar con la anterior para ir profundizando todavía más en vuestra energía.

Ya sabes que el cerebro es el órgano más importante en el sexo. Tener confianza en ti mismo y dejarte llevar hará que el sexo sea alucinante. Aunque lo más importante es quitarle hierro al asunto, reírse cuando haya algún imprevisto y comunicar siempre lo que quieres. De esa forma, aparcarás los nervios y darás paso a un polvazo inolvidable.

*Consejo extra: Esperamos que tu pareja sea alguien de armas tomar y que, por lo menos, ya tengas esa parte resuelta. Pero si ves que está tan nervioso como tú, coméntale sutilmente que eres muy fan de Código Nuevo y que damos muy buenos consejos.Imagen relacionada