Cuando Conoces A Alguien Y Al Mes Le Denunciarías Por Publicidad Engañosa

En el amor y en campaña electoral, todo vale. Estamos ya acostumbrados a ese período de gran influencia mediática en el que los políticos nos prometen el oro y el moro y pintan todo un futuro maravilloso haciéndonos creer que, por fin, hemos encontrado lo que necesitábamos o andábamos buscando. Pero, a veces estamos tan empeñados en encontrar a ese candidato perfecto, tan acorde a nosotros, que nos olvidamos de algo fundamental: la objetividad. Resultado de imagen de gif obama

Si ya de por si es difícil cortejar en una época donde predomina el contacto online en lugar del "vamos a tomar algo, hoy, ahora", las prisas por tenerlo todo para ayer nos hacen estar un poco ciegos a lo que tenemos delante de nuestras narices. Seguramente te haya pasado alguna vez, conoces a alguien y, aunque no todo te parezca perfecto, sí que por lo menos parece correcto. Y con eso vas tirando, sin darte cuenta. Al principio todo está bien. Os estáis conociendo, es el precalentamiento.

El momento de saber aquellas cosas que te van a encantar y esas otras con las que no estás de acuerdo pero que hacen que la otra persona tenga su encanto. En las primeras citas, difícil es que no haya conversación, porque son aquellas conversaciones en las que te puedes extender explicando en qué consiste tu trabajo, o lo mierda que no es tenerlo, cuál es tu color favorito o sencillamente relatar aquella vez que te pillaste una borrachera tan tremenda que te despertaste en un banco del parque.

La introducción

Es justo durante ese interrogatorio, cuando ambas personas aprovechan para buscar las coincidencias y similitudes y, si no las hay, crearlas, obviamente. Porque no sabéis lo que va a durar esto pero desde luego sabéis que exagerando un poco las cosas, se ganan más puntos. Así que no es de extrañar que te encuentres con un "¿te gusta el cine coreano? ¡A mi también!" o que después de despotricar sobre las cosas que aborreces del comportamiento humano, aquella persona jure y perjure que no es así e incluso su comportamiento sea totalmente el opuesto. Y claro, te emocionas y te vienes un poco arriba.Resultado de imagen de gif date

El nudo

Cuando se pasa el umbral de ir conociendo a una persona, el interrogatorio, viene aquella fase en la que realmente veis vuestro comportamiento real y vuestro modus operandi. Os estáis lanzando a la piscina, invertís tiempo, emociones y lo que haga falta (muchas veces dinero, porque las citas al final es un gasto de pasta). Son días geniales porque estás en pleno inicio del ‘enchochamiento’,  o el proceso en el que precisamente no os ‘enchochais’. La persona te dice lo que te gusta oír, o sencillamente, tú estás escuchando lo que te da la gana porque te conviene.

Y aquel "¿ te gusta el cine coreano? a mi también" realmente era un "a veces veo cine, alguna película coreana he visto y me ha gustado pero no he ido a los ciclos que organiza la filmoteca ni falta que me hace" pero no te diste cuenta, porque estabas tan empeñado en hacer una selección de las palabras adecuadas, que te quedaste con lo justo para seguir teniendo ganas de quedar. Hacéis planes a largo plazo, pero empiezas a ver que el día a día, no es como os lo habíais planteado mutuamente.Resultado de imagen de gif bad date

El desenlace

Ha pasado uno o dos meses y empiezas a darte cuenta de que todo aquello que estaba puesto sobre la mesa en las primeras citas, no forma parte de la personalidad con la que creías que podías tener un futuro prometedor. Así que comienzas a pensar si es que es algo que forma parte de su carácter, si tú lo habías entendido mal o es que, esa persona te había camelado un poco de más para conseguir lo que quería.

Además de que muchas personas tienen una gran capacidad de vendedor comercial, otras se dejan vender porque es lo que estás deseando oír. Es decir, muchos camelan pero otros desean ser camelados. Y seguramente te dijo que era un desfasado y en realidad no es tan divertido o te ha hablado de gustos que realmente no tiene muy desarrollados o, en otros tantos casos, a ti te ha dicho que le gusta una cosa y tú lo has magnificado más de lo normal, pensando para tus adentros que es perfecto y seguramente lo sea, pero igual no es perfecto para ti.Resultado de imagen de gif bad date

Así que, hay que ser consciente de que la otra persona se está vendiendo para no recibir un "NEXT" en la primera cita, pero reconócelo: ¿cuántas veces has maquillado insconscientemente a la otra persona para que a ti te gustara más? o ¿cuántas veces te has convencido de que aquello que te está contando sobre él o ella, te gusta o podría llegar a gustarte? Todo ello para tener algo a lo que agarrarnos.

En definitiva, al igual que hay que ser un poco más sinceros en las primeras citas y no vendernos, como si nos lleváramos comisión por ligar, otras personas deberían ser conscientes de lo que tienen delante y no ir agarrando o adaptando a sus necesidades lo que les vaya llegando, por el simple hecho, de que es lo que les ha llegado.