Las cinco fantasías sexuales más comunes

Las pelis o nuestras anteriores experiencias sexuales son una gran fuente de imaginación

¿Tú también has tenido fantasías sexuales? Pues claro, como todo el mundo. Según recoge un artículo de Platanomelón, que consulta diferentes expertos, es una cosa completamente humana y universal, ya que son una ensoñación que nos ayuda a imaginar situaciones sexuales liberadoras de nuestro mundo cotidiano. Además, ya se suelen iniciar en la infancia y van evolucionando durante la adolescencia hasta la edad adulta y comprenden todo nuestro imaginario, desde ideas románticas hasta las más sensuales y sexuales. Las fantasías sexuales pueden surgir de diferentes sitios. Por una experiencia real que hayamos tenido en el pasado y la queremos probar con personas diferentes y en situaciones diferentes, por un descubrimiento de nuevas sensaciones físicas, porque lo vemos en un film o en una película porno, porque nos lo han contado o lo hemos oído que alguien lo ha hecho o porque simplemente somos muy creativos y tenemos mucha imaginación. Las cinco fantasías más comunes 1. Un trío Como no podría ser de otra manera, una de las más comunes es hacer un trío. No importa la identidad de género ni la orientación sexual, mucha gente desea probar de hacer un trío o, los que tienen más suerte, desean repetirlo. 2. Tener sexo en público Se puede tener sexo en muchos sitios de la casa o desde donde estéis, pero con privacidad. Es lo que se hace la mayoría de veces y lo que hace la mayoría de gente, pero a veces, para romper la rutina (y calentarnos un poco más) queremos probar nuevos sitios (la cocina, la cama de nuestros padres, el comedor, etc.) e, incluso, hacerlo en lugares públicos, como pudiera ser el ascensor (si sois muy rápidos o vais bajando y subiendo), en unos cambiadores o baños públicos. A veces se tiene que hacer en público porque no tenemos casa libre, como en el coche o en el campo. 3. BDSM Sentir dolor o humillación y dar dolor y humillación es un deseo que mucha gente tiene, pero que no todos se atreven a decir en público. Por suerte, cada vez más se va rompiendo el tabú y es una práctica que está más aceptada. Eso sí, si la llevas a cabo es muy importante que conozcas sus reglas y que haya consenso y consentimiento. 4. Diferencia de edad Otro deseo sexual, que tienen jóvenes y mayores, es tener relaciones sexuales con personas bastante o mucho más jóvenes o mayores. Según apunta el portal de Platanomelón, los jóvenes desean aprender en la cama y tener relaciones con alguien con más experiencia; y los mayores, al revés, enseñar todo lo que saben al aprendiz. 5. Con gente famosa Obviamente, otra de las fantasías sexuales más comunes es tener sexo con personas famosas y que nos ponen mucho. También puede ser nuestro crush o alguien que simplemente nos atrae sexualmente.