La Que Te La Chupa Como Una Aspiradora Y Otros Atentados Contra El Pene

Cleopatra es considerada la mejor felatriz de la historia y los griegos la conocían como 'la boquiabierta' o 'la boca de los diez mil hombres'. En el Kamasutra se habla en detalle de cómo realizar una buena mamada, y se han escrito miles de libros sobre el 'arte' de chupar un pene. Pues bien, tantos siglos de historia y sabiduría fálica para que al final haya tías que sigan creyendo que tienen que hacerlo como si se comiesen un Calipo.

La que leyó que tenía que usar los dientes

Pero, ¿por qué? ¿En qué momento creíste que eso iba a gustarme? Cada vez que leo en alguna guía de sexo oral que "podría ser buena idea" que pases los dientes por el pene "suavemente" me muero de miedo. Pues no, malísima idea. Algunas parece que van hincando sus colmillos en los falos e intentando cercenarlos para acabar con la población mundial masculina. A su dentista le gusta esto. A tu urólogo le dará más trabajo, porque te esperan unos meses con el pene escayolado y sin poderte empalmar. Concretemos: lo que en realidad quiere decir ese "suave" es "bien lejos".

La que te la chupa como si fuese una aspiradora

Ejercen presión mientras absorben tu pene que de un momento a otro te arrancará la piel. Y no sabes ni cómo se puede desarrollar esa capacidad sobrehumana de succionar, como si estuviesen sorbiendo una cabeza de gamba. Que por poco se han tragado hasta su propia piel de tanto absorber. Al menos sabes que cuando consigas sacarla de ahí abajo, ella volverá a respirar. Y la chica también.

La que pone cara de asco

Parece que se haya comido una combinación satánica de limón y guindilla. Es impresionante que se pueda representar tanto asco con los músculos faciales. Saca la lengua con miedo y te lame el glande como si fuese una piruleta - pero de ácido. No te toca ni el cuerpo del pene, ni nada más de lo estrictamente necesario. Notas solo unas ligeras cosquillas en la punta del miembro y tu glande parece decir: "Oye, en serio, ¿vas a seguir permitiendo que esta tía me vacile?". A lo mejor espera encender con la lengua el botón que haga abrir una compuerta secreta y salir a toda hostia de allí. Chica, si no te gusta, ¿por qué lo haces?

La que te hace el helicóptero con la lengua

Hay mujeres que tienen una lengua hiperactiva, o que todavía no se han enterado que el pene no se lame como un clítoris, sino que se chupa, E-N-T-E-R-O. Las hay que solo se centran en el glande del pene, y que lo lamen como si fuesen a despegar de un momento a otro con la lengua. Vueltas, vueltas, y más vueltas. Hasta que decides apartarla amablemente y salvar la situación. Por Dios, ¿qué haces?

Cada pene es un mundo y practicando se aprende, pero por favor, no dejemos más soldaditos lesionados por el camino.

"No arruines la felicidad de tu relación con una felación" Confucio Prepucio