Cómo ayudar a alguien que está en una relación tóxica

Se trata de cuatro formas con las que puedes apoyar o dar consejos a alguien que tiene una pareja que puede no ser buena

No es sencillo detectar cuándo estás dentro de una relación abusiva. Obviamente, hay símbolos que no pasan desapercibidos pero a veces es más fácil verlos si no te está ocurriendo a ti mismx, por ejemplo, si le pasa a alguien de tu círculo de amigxs o familiares. Ahora bien, para solucionar estos vínculos tóxicos puede ser sencillo para una persona que observa desde fuera y, sin embargo, puede parecer imposible salir de ahí si eres quien está dentro. Hay pautas oficiales que se pueden seguir, desde Bustle comparten cuatro fórmulas para que puedas ayudar a alguien a salir de una relación tóxica.

El silencio está bien

En primer lugar no hay que presionar a la persona para que te cuente qué pasa o cómo se siente. Tú has percibido que hay comportamientos tóxicos de parte de su pareja pero no es bueno ir directamente a decirlo y menos de forma brusca. Quizás pienses que si lo haces de esta manera la persona entrará en razón y escuchará tus palabras pero a veces no pasa así. Debes comprender que hablarán del tema cuando quieran hacerlo. Basta con que les digas que estás ahí si necesitan hablar o desahogarse.

Fuera culpas

Es muy importante el tema de la culpa. Sentir culpa es bastante usual dentro de relaciones abusivas porque la persona que tiene el mal comportamiento se justifica diciendo frases como “tú me hiciste estallar”. Si tu amigx decide explicarte esto y muestra que se siente culpable es importante que le recuerdes que no lo es porque absolutamente nadie es responsable de los actos de lxs demás.

Arropar es bueno

Estar dentro de una relación tóxica provoca que la persona tenga la autoestima muy baja. No solo generada por la pareja sino por sí mismx, es bastante usual cuestionar el propio comportamiento o intentar buscar motivos por los que la relación fue mal. Es aquí cuando es necesario e importante arropar a la persona, acompañarla, fortalecer sus valores y recordarle todas las personas que lx admiran y lx apoyan.

Comprende los motivos

A veces puedes llegar a pensar que, tras haber cortado con alguien tóxico, es imposible que la persona vuelva. No obstante, esto es normal, muchas personas vuelven con ex parejas que han tenido un comportamiento abusivo. Esto puede suceder porque las personas, al tener la autoestima baja, creen que no encontrarán a nadie más que lxs quiera o han generado un vínculo de dependencia muy alto. Es muy importante intentar comprender esto y no tachar la decisión ni alejarse, ya que este comportamiento puede hacer que la persona se sienta peor (aunque no lo muestre), más aislada y más sola. La decisión de no regresar con una ex pareja tóxica siempre tiene que ser propia, no hay forma de convencer de algo diferente.